Cuatro guardias urbanos de Badalona, "brutalmente agredidos" en un piso donde se plantaba marihuana

  • Según el consistorio, los agentes han sido "rodeados y agredidos por una turba de personas con palos y navajas".
  • Un policía ha sacado el arma de fuego reglamentaria y ha disparado al aire para dispersar a los agresores.
Agentes de la Guardia Urbana de Badalona
Agentes de la Guardia Urbana de Badalona.
AJUNTAMENT DE BADALONA - Archivo

Cuatro agentes de la Guardia Urbana de Badalona han sido "brutalmente agredidos" este miércoles por la tarde cuando han descubierto un piso con la luz pinchada donde había una plantación de marihuana, según ha explicado el Ayuntamiento.

Los hechos han tenido lugar en la calle de Alfonso XII del barrio de Sant Roc, zona donde se producen cortes de suministro eléctrico por consumos excesivos atribuidos a acometidas irregulares. 

Según indica el consistorio badalonés, los cuatro agentes han sido "rodeados y agredidos por una turba de personas con palos y navajas". Aunque los refuerzos de la Guardia Urbana han llegado al lugar "de forma inmediata", los agentes agredidos han tenido que ser trasladados al Hospital Municipal con heridas de diversa consideración, añade el Ayuntamiento.

Plantación de marihuana

Fuentes del sindicato policial Fepol han explicado que todo ha comenzado después de originarse un pequeño incendio en el piso. Bomberos y técnicos de la compañía eléctrica han acudido al lugar y, al observar la plantación en el interior, han avisado a la Guardia Urbana.

Los agentes han acudido y, a su vez, han avisado a los Mossos, mientras custodiaban el piso. En este transcurso los guardias han observado como varias personas, posiblemente familiares de los responsables de la plantación, se han llevado plantas de marihuana por las ventanas y hacia pisos anexos.

Agredidos por una veintena de personas

Al intentar detenerlos, se han dirigido al lugar más vecinos, algunos armados con armas blancas y palos. En total, una veintena de personas han agredido a los agentes. Los policías han sufrido heridas de carácter leve, según indica Fepol.

Ante esta situación, uno de los guardias heridos ha sacado el arma de fuego reglamentaria y ha disparado al aire para dispersar a los agresores. No se ha podido detener a nadie, si bien, según indican las mismas fuentes, hay varios identificados porque son personas conocidas de la zona.

Disfruta diariamente de la edición impresa de Cataluña en formato PDF.SUSCRÍBETE
Mostrar comentarios

Códigos Descuento