El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, ha anunciado su dimisión en una rueda de prensa en la que ha explicado que no se considera la persona idónea para llevar a cabo las reformas necesarias en la Justicia.

Desde su partido también criticaron la cacería con Garzón

"Nadie debe estar amarrado a un puesto si no es para servir", afirma Bermejo, y subraya que "cuando uno no está en condiciones de hacerlo y está siendo utilizado", lo mejor es dimitir.

El ministro ha anunciado que seguirá trabajando "por el proyecto socialista en otra parte", ya que continuará como diputado. El nuevo ministro de Justicia será Francisco Caamaño, hasta ahora secretario de Estado de Relaciones con las Cortes.

Críticas desde su partido y desde la oposición

En los últimos días Bermejo se había visto salpicado por la polémica tras su participación en una cacería en Jaén junto al juez Baltasar Garzón.

La montería no gustó nada a la mayoría de los socialistas

Según fuentes próximas a Fernández Bermejo, cuando la semana pasada se conoció que el ministro había cazado sin licencia presentó su dimisión a Zapatero, que le emplazó a una nueva reunión (celebrada este lunes), en la que el presidente aceptóo su marcha.

El empujón de De la Vega

El empujón final se lo dió el viernes pasado la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, que le dijo a Zapatero que lo mejor era que Bermejo dimitiera. Incluso aportó el nombre del sustituto: su estrecho colaborador en el ministerio de Presidencia, Paco Caamaño.

Este lunes, horas antes de que Bermejo presentara su dimisión, el presidente del Congreso, José Bono, y el candidato socialista a lehendakari, Patxi López, coincidieron en criticar la cacería del ministro y Garzón, al asegurar que no gustó nada a la mayoría de los socialistas. El líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, exigió entonces el cese del ministro ya que consideró "bochornoso" que acudiera a cazar con Garzón.

Un amplia alegría por su marcha

Tres de las cuatro asociaciones judiciales, APM, Francisco de Vitoria y Foro Judicial, se alegran de la dimisión. "Ha creado más problemas de los que ha soluciado". El PP también se congratuló de la decisión aunque pedirá a Zapatero que explique si hubo connivencia entre Bermejo y Garzón. IU calificó de "adecuada" su marcha y pidió al PP que se aplique el mismo cuento por los casos de corrupción. El ministro de Economía, Pedro Solbes, ironizó diciendo que ya envidia a Bermejo porque es "ex ministro".

Expediente informativo

La Junta de Andalucía, por su parte, abrió un expediente informativo a Bermejo después de confirmarse que carecía de licencia para cazar en Andalucía.

Dos meses antes de la polémica cacería participó en un encuentro digital en 20minutos.es donde un lector le preguntó si no se planteaba dimitir. El entonces ministro de Justicia esquivó la pregunta y respondió que "los sistemas democráticos permiten la expresión de la disidencia civilizadamente para reivindicar lo que se entiende deseable".