La justicia alemana condena a cadena perpetua al joven supremacista que intentó atentar contra una sinagoga

Stephan Balliet, durante la trasmisión, con una herida en el cuello.
Stephan Balliet, durante la trasmisión, con una herida en el cuello.
TWITCH

Stephan Balliet, autor de un intento de atentado contra una sinagoga, que retransmitió por redes sociales, declaraba en el juicio que lo único que lamentaba de lo sucedido es que los fallecidos eran ambos musulmanes, no judíos.

Ahora, la Justicia alemana ha condenado a cadena perpetua a este ultraderechista de 28 años que intentó atacar una sinagoga de la ciudad de Halle y asesinó a dos personas, lo que implica para Stephan Balliet la mayor pena contemplada en el Código Penal de Alemania.

Las intenciones que tenía Balliet eran claras. Pretendía irrumpir el 9 de octubre de 2019 en la sinagoga, en la que se encontraban más de medio centenar de personas con motivo de la festividad judía del Yom Kipur. Tras su intento frustrado, asesinó a dos personas -una mujer y un hombre- en las inmediaciones.

Tal como pedía la Fiscalía, un tribunal regional de Naumburgo ha condenado al terrorista confeso a cadena perpetua. El juicio se ha prolongado durante cinco meses y, a lo largo de las distintas vistas, el acusado no ha mostrado arrepentimiento, hasta el punto de ser llamado al orden en varias ocasiones por sus declaraciones antisemitas y racistas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento