Stephan Balliet
Stephan Balliet, durante la trasmisión, con una herida en el cuello. TWITCH

Este jueves un hombre perpetró un tiroteo en los alrededores de una sinagoga en Halle, Alemania, matando a dos personas. Ha sido identificado como Stephan Balliet, un alemán y antisemita de 27 años que quiso causar una matanza mayor en pleno Yom Kipur, la festa sagrada de los judíos.

Al igual que otros asesinos, Baillet trasmitió su matanza en directo durante 35 minutos, en un vídeo a través de Twitch, una plataforma que suele ser usada por jugadores de videojuegos. Se estima que fue visto por 2.200 personas.

Según el diario Times of Israel, Baillet ha sido descrito como un neonazi sin amigos que pasaba días enteros frente a su ordenador.

La trasmisión comenzó dentro de su coche y mirando al objetivo en una especie de introducción: "Hola, mi nombre es Anon y no creo que haya sucedido el Holocausto".

A continuación siguió un breve discurso en inglés en el que, entre otras cosas, culpa al feminismo de la baja natalidad en Occidente y dice que "la raíz de todos los problemas son los judíos".

A continuación sale del automóvil y trata de entrar a la sinagoga, pero las puertas están cerradas, aunque el templo estaba lleno por el Yom Kippur. Y es que los fieles en el interior ya habían visto venir al atacante con ayuda de cámaras de vigilancia y habían cerrado por dentro.

Imagen de una cámara de seguridad de Balliet abriendo fuego. (EFE)

"Soy un puto idiota"

El agresor trata de volarlas con explosivos de fabricación casera, pero fracasa en su intento. Entonces una mujer se le acerca y el atacante le dispara, al tiempo que le grita "Cerda". Después se acerca al cuerpo para comprobar que está muerta.

"Lo siento, amigos. Soy un puto idiota. No puedo matar mierda", dice Balliet al abandonar sus intentos de entrar al templo.

Después subió de nuevo al vehículo y paró de nuevo frente a un local de kebab. "Esto servirá", dijo al bajar.

La sola vista del hombre armado caminando hacia el local fue bastante para que clientes y empleados huyeran del lugar. Con todo, lanzó una bomba en el interior y disparó unas ráfagas. Después ejecutó a sangre fría a un hombre que le pedía que no lo hiciera.

Ese fue el momento en el que llegó la Policía. Balliet trata de escapar en su carro, pero se lo impide un intercambio de disparos del que sale herido en el cuello.

Estoy herido, me han dado en el cuello", dice de nuevo a la cámara, para después cortar la trasmisión: "Lo siento amigos, esto ha sido todo. Un perdedor total...". Posteriormente los agentes lograron detenerlo.

Investigan manifiesto

Por otra parte, las autoridades  analizan el manifiesto supuestamente redactado por el autor del atentado y aparecido ese mismo día en internet.

El escrito, descubierto por expertos del International Centre for the Study of Radicalizacion (ICSR, Centro Internacional de Estudios de Radicalización) de Londres en un foro en internet de extrema derecha, consta de tres documentos en PDF y está en manos de las autoridades, según indica Der Spiegel.

Círculos próximos a los organismos de seguridad señalaron que tras un primer análisis se ha certificado la "autenticidad" del texto. 

Así, las armas de fabricación casera que aparecen en el documento coinciden con las empleadas por Balliet.

Según el diario Bild, el manifiesto, redactado en inglés bajo el título The plan (El plan), refleja que el autor del mismo considera que su público se encuentra no sólo en un espacio de habla alemana. 

En el texto, su autor elucubra sobre la mejor manera de cometer una masacre en una sinagoga, afirma que en realidad podría atacar asimismo una mezquita o un centro "antifa" (antifascistas radicales de izquierdas).

El autor del escrito exige que hay que decapitar a la serpiente del ZOG -siglas en inglés que se refieren a la teoría de la existencia de un Gobierno de Ocupación Sionista-.

Si fracasa y muere, pero logra matar a un sólo judío, habría valido la pena, sigue el texto, que concluye con un llamamiento a masacrar a los judíos.