El alcalde destaca que "es de justicia" tener el reconocimiento por las dos policías locales asesinadas en 1996

El alcalde de Córdoba, José María Bellido, ha destacado este viernes que "es de justicia tener un reconocimiento y un recuerdo siempre" hacia las dos policías locales María de los Ángeles García y María Soledad Muñoz, asesinadas el día 18 de diciembre de 1996 tras un atraco en un banco de la capital, así como por el guardia jurado Manuel Castaño, que también resultó tiroteado en los hechos y sufre las secuelas en su cuerpo.
Acto de reconocimiento a las dos policías locales asesinadas el día 18 de diciembre de 1996, con la presencia del guardia jurado Manuel Castaño, en silla de ruedas.
Acto de reconocimiento a las dos policías locales asesinadas el día 18 de diciembre de 1996, con la presencia del guardia jurado Manuel Castaño, en silla de ruedas.
AYUNTAMIENTO DE CÓRDOBA

En declaraciones a los periodistas tras el homenaje a las dos agentes en el monolito de Llanos del Pretorio, acompañado por el teniente de alcalde delegado de Seguridad, Miguel Ángel Torrico, y el jefe de la Policía Local, Antonio Serrano, Bellido ha comentado que "se cumplen 24 años desde que las dos agentes de Policía Local fueron asesinadas en el fatídico 18 de diciembre después del atraco a la sucursal del Banco Santander en la Plaza de las Tendillas".

Al respecto, el regidor ha defendido que "todos los años se conmemore esta triste cita y se le guarde el cariño que la ciudad les debe a quienes dieron su vida por todos los demás". "Cada ciudad tiene sus héroes y Córdoba tiene a estas dos mujeres y a Manolo Castaño, que también fue tiroteado, que afortunadamente pudo salvar la vida, pero con unas secuelas que le han quedado para el resto de toda su vida", ha lamentado el alcalde.

Según ha expuesto, "ese día desgraciado se nos quedó impactado en nuestras vidas, igual que se quedó impactado en nuestras vidas en Córdoba el día del asesinato por ETA del sargento Miguel Ángel Ayllón".

"Son días tristes, pero que no se pueden olvidar y tienen que quedar siempre grabados a fuego en la memoria colectiva individual de los cordobeses, en unos casos para no olvidar la historia desgraciada de este país y en otros para guardar la memoria de quienes fueron víctimas de asesinos que desgraciadamente actuaron en la ciudad", ha manifestado.

Entretanto, Bellido ha señalado que en 2021 se cumplen 25 años del asesinato de las policías locales y espera que, "si el Covid lo permite, se pueda hacer todavía un homenaje igual de sentido, pero más simbólico y más institucional que el de estos años anteriores".

LOS HECHOS

En concreto, el suceso se registró sobre las 8,50 horas de un día como hoy hace 22 años a la altura de la Ermita del Pretorio, donde las dos agentes de la Policía Local fallecieron tras ser tiroteadas en una persecución a un turismo de color blanco. Las agentes perseguían a los dos autores de un atraco en una sucursal del Banco Santander junto a la Plaza de las Tendillas, que se produjo sobre las 8,30 horas.

Minutos después, ya se registraron disparos a la altura de la calle Los Omeyas entre los atracadores y la Policía Local, donde hubo cuatro heridos, entre ellos el guardia jurado Manuel Castaño, que utilizaron como rehén.

Con posterioridad, el tiroteo continuó en la zona adyacente, a la altura de la Ermita del Pretorio, donde un coche de la Policía Local pretendía interceptar el turismo en el que huían los atracadores. En ese momento, uno de los atracadores descendió del vehículo y, de pie, junto al coche patrulla de la Policía Local, ametralló a las agentes a quemarropa. De hecho, las dos agentes ni siquiera tuvieron tiempo de descender del coche patrulla.

Cabe recordar que el Ayuntamiento entregó en 2013 a título póstumo a las dos agentes la Cruz del Mérito Profesional, en su modalidad de primera categoría y con distintivo rojo, recogidas por el hermano de María Soledad y el hijo de María de los Ángeles. También estuvo presente en el acto el guardia de seguridad que resultó herido en el suceso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento