Díaz Ayuso esquiva la ley Celaá al ampliar de seis a diez años la duración de los conciertos educativos

  • El Consejo de Gobierno tramita este miércoles el cambio normativo que protege a la concertada, al menos, hasta 2027.
La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado hoy que mañana el consejo de Gobierno madrileño tramitará un decreto para elevar a 10 años la duración de los conciertos educativos en su comunidad, que ahora mismo están en 6 años. Se trata, ha explicado, “de dar mayor seguridad a las familias que optan por las concertadas”.
La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado hoy que mañana el consejo de Gobierno madrileño tramitará un decreto para elevar a 10 años la duración de los conciertos educativos en su comunidad, que ahora mismo están en 6 años. Se trata, ha explicado, “de dar mayor seguridad a las familias que optan por las concertadas”.
Imagen de archivo de Isabel Díaz Ayuso y su consejero de Educación, Enrique Ossorio.

La Comunidad de Madrid vuelve a mover ficha para no tener que aplicar la Ley Orgánica de Modificación de la Ley Orgánica de Educación (Lomloe), conocida por sus siglas o más popularmente como Ley Celaá, una norma que ya ha pasado por el Congreso y está pendiente de ser tramitada en el Senado.

El Consejo de Gobierno que lidera Isabel Díaz Ayuso aprobará este miércoles un decreto para ampliar la duración de los conciertos educativos de seis años a diez. De facto, esto supone que el Ejecutivo regional blinda la escuela concertada, al menos, hasta el año 2027.

El Ejecutivo no oculta que opera esta modificación ante la "inminente" aprobación de la nueva ley, una regulación con la que dice no estar "conforme". PP y Cs consideran que la Lomloe convierte a la concertada en "una red subsidiaria y no complementaria de la pública" al incluir "la supresión de la demanda social, la cesión de terrenos y la educación diferenciada".

"Vamos a alargar estos conciertos hasta 10 años, de modo que no vencerán dentro de dos años, sino de seis", señaló este martes Díaz Ayuso al anunciar el cambio normativo de urgencia. "(Las familias) tendrán más tiempo para seguir optando libremente a este modelo educativo", agregó la presidenta.

Para la líder del Ejecutivo regional, con esta ampliación se da "mayor seguridad" a las familias que optan por la concertada. Según sus datos, este curso tiene alrededor de 370.000 alumnos matriculados, lo que se traduce en que alrededor del 29% de las familias madrileñas optan por ella.

"La duración de la educación obligatoria es de 10 años y, por ese motivo, se ha considerado acertado hacer coincidir ese plazo con la vigencia de los conciertos y dar a las familias madrileñas esa garantía", explicaron desde el Gobierno regional. "La libertad de elección de centro educativo es uno de los pilares del sistema educativo madrileño", insistieron.

La Comunidad sostiene que la reforma a la que van a empezar a dar curso este miércoles está amparada en la Ley Orgánica de Educación. Esta, abundan, deja en manos de las comunidades autónomas el establecimiento de la duración de los conciertos educativos.

Un real decreto de 1985 en el que se establecían las normas básicas sobre conciertos educativos establecía la duración de estos en cuatro años que se consideraban renovables. La Lomce modificó después este plazo y estableció que la duración de los conciertos sería de al menos seis años en Educación Primaria y de cuatro en el resto de los niveles.

Aunque la Ley Orgánica de Educación en vigor establece que "corresponde" al Gobierno central determinar los aspectos básicos de los conciertos, como las causas de extinción o su duración máxima, entre otros aspectos esto no se ha hecho. Al no haberse regulado este punto, han sido las comunidades autónomas las que han ido dictando la duración máxima de los conciertos dentro de los límites establecidos. Es por ello que Madrid habría optado por esta vía, una elección que este martes le granjeó no pocas críticas de la oposición de los sindicatos. 

"La educación está blindada, por la Constitución y por las leyes, no por decretos. Ayuso sigue sin entender donde terminan sus competencias", señaló este martes Marta Bernardo, diputada socialista en la Asamblea.

"Diez años es una duración que no se justifica", sostiene Isabel Galvín, secretaria general de Enseñanza de CC OO. Para Galvín, en el asunto de los conciertos es capital "la demografía que se avecina" y, al no fundamentarse en una proyección ajustada la propuesta de la Comunidad, considera que es "irracional" y que "no vela" por el interés general.

"Los problemas de la educación madrileña no es el número de años de la duración de los conciertos, ni las propuestas de la Lomloe, sino la falta de recursos y de equidad en una gestión del sistema educativa que menosprecia a los centros públicos", añade.

La ampliación de la duración de los conciertos no es la única decisión que ha adoptado el Gobierno que conforman PP y Cs para neutralizar la Ley Celaá. Adelantarán la fecha del proceso de admisión para el próximo curso con idéntico ánimo, una medida que adoptarán otras comunidades gobernadas por el PP.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento