Momento del acto de inauguración de la Universidad, dependiente de la orden de los Carmelitas Descalzos.
Momento del acto de inauguración de la Universidad, dependiente de la orden de los Carmelitas Descalzos. EFE EFE

Ávila, cuna del misticismo, con figuras como Santa Teresa y San Juan de la Cruz, cuenta desde este fin de semana con la primera Universidad de la Mística del mundo, tras la inauguración oficial de este proyecto promovido por el Centro Internacional Teresiano Sanjuanista (CITeS), dependiente de la orden de los Carmelitas Descalzos.

Una misa y un acto oficial ha servido para su puesta de largo, después de cuatro años y medio de trabajos, algunos retrasos debidos a problemas con las empresas, y una inversión de 13,5 millones de euros, de los cuales aún quedan por pagar 8 millones.

"En la actualidad, el reto que tiene la Orden del Carmelo es poder pagar la hipoteca de casi ocho millones de euros", según ha reconocido el director del CITeS, Javier Sancho, quien ha lamentado que la Junta no haya contribuido a la puesta en marcha de la Universidad de la Mística.

Sancho ha explicado a los periodistas que se trata de "un gran proyecto" que arranca con el objetivo de "estudiar el fenómeno de la mística, centrado en Santa Teresa y San Juan de la Cruz, a través de un diálogo de formación y experiencia".

El responsable del Centro considera que esta nueva sede, con forma de estrella, acogerá una media de "entre 2.000 y 3.000 personas al año", procedentes de todos los rincones del mundo, entre traductores y especialistas en obras de los místicos en general y de los abulenses en particular.

El espectacular inmueble, situado en la zona norte de la ciudad, frente al lienzo norte de la muralla, ha sido levantado sobre una parcela de 12.000 metros cuadrados, cedida por el Ayuntamiento de la capital abulense en 2001, cuando era alcalde el actual eurodiputado del PP Agustín Díaz de Mera, que hoy ha asistido a la inauguración.