Más de medio millar de personas reivindican en Valladolid que la violencia "sí tiene género"

Más de medio millar de personas han reivindicado que la violencia "sí tiene género" por las calles de Valladolid, al tiempo que han defendido la movilización a pesar de la situación epidemiológica porque los asesinatos, las violaciones, el maltrato, la educación sexista, la brecha salarial, el acoso, el abuso sexual, la sobrerrepresentación de las mujeres en el desempleo, la pobreza o el analfabetismo, "no son virtuales".
Participantes en la manifestación en el Día Internacional contra la Violencia de Género.
Participantes en la manifestación en el Día Internacional contra la Violencia de Género.
EUROPA PRESS

Una movilización, organizada por la Asociación de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos de Valladolid (Adavasymt) con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género, que ha superado las expectativas de participación, ya que desde el colectivo se esperaban unas 300 participantes, "cifra que se ha doblado".

La presidenta de Adavasymt, Conchi Minayo, lamentaba, en declaraciones recogidas por Europa Press, que desde las administraciones públicas no se estaban poniendo los medios necesarios para que la violencia de género pare, con "recortes" tanto de presupuestos como de personal, lo que provoca que asociaciones como la suya no dé "más de sí" con los medios que tiene.

Además, pedía tanto a medios de comunicación como autoridades públicas poner más "cuidado" a la hora de hablar sobre la violencia de género. "Las mujeres no nos morimos, nos asesinan y según cómo se dé la noticia así lo recoge la opinión pública", ha apostillado para subrayar también que ciertas declaraciones de políticos hace que las víctimas sean "verdugos". "Queremos ser tratadas como lo que somos, ciudadanos de primera categoría", ha concluido.

La manifestación ha arrancado poco después de las 20.00 horas de la Plaza Fuente Dorada, para regresar allí tras recorrer la calle Ferrari, la Plaza Mayor y Matías Sangrador. Una movilización en el que se ha procurado, en todo momento, cumplir con distancia social entre las participantes. Minutos antes se han elaborado una especie de cordón con los nombres de las víctimas por la violencia machista de este año, que la asociación eleva de las "41" a "77" acogiéndose al cumplimiento del Convenio de Estambul.

Durante la manifestación se han podido ver pancartas con lemas 'Ningún agresor sin castigo', 'También libres, vivas y combativas', 'Por una ley abolicionista del sistema patriarcal' acompañadas de gritos 'No se han muerto, las han asesinado', 'jueces y fiscales también sois culpables' o 'no es un caso aislado se llama patriarcado'.

Al final del acto, una vez que han regresado a Fuente Dorada, miembros de la asociación han leído un comunicado en el que se ha incidido en que la violencia "sí tiene género". "La sufrimos, por abrumadora mayoría, las mujeres por parte de los hombres y por parte de la sociedad machista. Y sufrimos esa violencia en sus formas más brutales y, también y de manera constante, en formas más sibilinas que atacan nuestra dignidad y nuestras oportunidades vitales. Sin embargo, el machismo rancio ha pasado, en palabras de Miguel Lorente, de negar la violencia del machismo a negar "el machismo de la violencia", explica el documento elaborado por la asociación.

Un día que está, también, "inevitablemente", marcado por la pandemia del Coronavirus. Durante años en esta fecha se producían manifestaciones de protesta y debates en los que se intentaba avanzar en la lucha contra esa violencia estructural que sufren las mujeres por el hecho de ser mujeres, añaden para enfatizar que este año, "no puede ser todo virtual". "Porque los asesinatos, las violaciones, el maltrato, la educación sexista, la brecha salarial, el acoso, el abuso sexual, la sobrerrepresentación de las mujeres en el desempleo, la pobreza o el analfabetismo, no son virtuales", apostilla.

En este sentido, aseguran que las circunstancias de la pandemia han multiplicado el riesgo para las mujeres al aumentar el aislamiento y las barreras que dificultan la solicitud de ayuda y la denuncia. "Por eso estamos aquí. Con toda la prudencia debida. Porque tenemos que parar esta violencia que es estructural y que hunde sus raíces en la cultura patriarcal. Porque es necesario exigir medios para combatirla y más aún en esta coyuntura", ha continuado.

Por eso, Adavasymt Valladolid que se agilicen y faciliten los procedimientos judiciales; que los profesionales de las diferentes administraciones estén formados en Violencia de género; un incremento de los alojamientos alternativos para las mujeres que sufren violencia de género y que los maltratadores queden lejos de sus hijos, "porque ningún maltratador es un buen padre".

También reclaman una educación feminista y medios y medidas para la prevención de la violencia de género desde los centros educativos; que se implanten medidas eficaces contra el acoso en el medio laboral; medidas que faciliten la inserción laboral de las mujeres víctimas de maltrato; exigir a los medios de comunicación que dejen de poner el foco en las víctimas y lo pongan en los agresores.

Además, también apuestan por cuestiones tan concretas como que el teléfono 010, único dispositivo ahora mismo desde el que se puede solicitar cita en los Centros de Acción Social de Valladolid, no sea un teléfono de pago, sino un número gratuito.

"Exigir y exigirnos, en fin, compromiso y contundencia ante cualquiera de las múltiples manifestaciones con las que la violencia hacia las mujeres se hace presente en nuestra sociedad", concluyen.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento