¿Deberían vacunarse primero los jóvenes contra la Covid? Sugieren proteger antes a quienes más relaciones sociales tienen

Un camarero atiende en la terraza de un bar de Figueres, este lunes. 03/08/2020
Un camarero atiende en la terraza de un bar de Figueres, en agosto de 2020.
ACN

El Consejo de Ministros de este martes ha aprobado el plan de vacunación contra la Covid en España, una estrategia que el Gobierno ya ha avanzado que será común a todo el país y con la que aspira a inmunizar a una parte "sustancial" de la población española en el primer semestre de 2021. Para ello quiere contar con 13.000 puntos de vacunación en la red de Atención Primaria.

En pleno debate sobre qué grupos de población deberían ser vacunados en primer lugar contra el SARS-CoV-2, el virus que causa la Covid-19, y mientras el Gobierno planea dispensar las primeras inyecciones al personal sanitario y a los mayores de las residencias de ancianos y sus cuidadores, un estudio elaborado por investigadores españoles de la Universidad Khalifa de Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos) sugiere que vacunar en primera instancia a las personas con mayor cantidad de interacciones sociales sería una estrategia que ayudaría a la población española a alcanzar antes la inmunidad de grupo con el menor coste de víctimas mortales.

Los ingenieros españoles Jorge Rodríguez y Mauricio Patón, junto al epidemiólogo colombiano Juan M. Acuña, se han basado en modelos matemáticos con datos referentes a la población española para concluir que "en términos de evitar el máximo de fallecimientos por Covid-19, la vacunación de la población general priorizando por criterios de mortalidad por edades, a pesar de parecer lo más evidente, podría no sólo no serlo, sino ser incluso peor que no priorizar y simplemente vacunar a todos por igual", explica Rodríguez, profesor de Ingeniería Química y Ambiental en la Universidad Khalifa. 

Esta investigación sugiere un plan que va en contra de lo que hasta ahora han planteado todos los expertos y gobiernos: vacunar en primer lugar a las personas que más interacciones personales directas tienen. Por ejemplo, un trabajador esencial como puede ser el empleado de un supermercado.

"El ejemplo que estoy usando es el de la cajera del super. Si la vacuna previene la transmisión, vacunando a los más interactivos se evita la propagación exponencial y se protege a todos los que compran en ese supermercado, incluidas muchas personas mayores y de riesgo que pasen por ahí".

"Priorizar a los grupos con la mayor mortalidad (por Covid) pero menos interacciones sociales puede conducir a un número mayor de muertes"

"Los resultados indican, de forma inequívoca, siempre y cuando la eficacia de la vacuna sea también contra las transmisión de la enfermedad, que la vacunación prioritaria a los grupos de población con más interacciones podría lograr, en un país como España, enormes reducciones (de miles) en fallecimientos totales frente a si se vacuna prioritariamente por criterios de alta mortalidad (edad) en la población general", abunda el líder de la investigación.

"Sorprendentemente, nuestros resultados muestran en todos los casos, que la priorización de los grupos con la mayor mortalidad (por Covid) pero menos interacciones sociales, puede conducir a un número significativamente mayor de muertes totales finales, incluso mayor como si no se establecieran prioridades de grupo en absoluto", exponen los investigadores en su publicación.

Los hallazgos de este estudio indican que, en todos los casos y para todos los valores de efectividad y cobertura de la vacuna evaluados, los criterios de prioridad de vacunación grupal no deben ser los de mayor mortalidad (por la Covid) sino los de mayor número de interacciones diarias persona a persona", reza el trabajo en sus conclusiones, actualmente aún en proceso de revisión por pares.

"En todas las simulaciones nos resulta que siempre es mejor vacunar primero a los grupos que tengan más interacciones, tengan la edad que tengan", añade Rodríguez a 20minutos.

Resultados comparados en total de fallecimientos entre diferentes criterios de distribución de vacunas para diferentes valores de efectividad de la vacuna y cobertura de la población. Ejemplo para vacunación del 20% de la población española en 20 días (la simulación parte de una incidencia de casos activos de 100 por cien mil habitantes y sin aplicación alguna de ninguna medida restrictiva adicional, y una única campaña de vacunación en todo el período).
Resultados comparados en total de fallecimientos entre diferentes criterios de distribución de vacunas para diferentes valores de efectividad de la vacuna y cobertura de la población. Ejemplo para vacunación del 20% de la población española en 20 días (la simulación parte de una incidencia de casos activos de 100 por cien mil habitantes y sin aplicación alguna de ninguna medida restrictiva adicional, y una única campaña de vacunación en todo el período).
JORGE RODRÍGUEZ

Otra de las conclusiones que extraen los investigadores es que "elaborar un plan de vacunación con grupos prioritariosreduce más del 70% el número de muertes" comparado a comenzar a vacunar sin una estrategia previa. Todo esto, teniendo en cuenta el escenario actual de escasez de dosis, al menos durante los primeros meses tras la aprobación de los primeros antídotos.

Inmunidad de grupo

La explicación radica en que "la vacunación evita infecciones que reducen la mortalidad no solo del propio grupo vacunado sino también de las proyecciones de infecciones secundarias y posteriores infligidas al resto de la población por los vacunados en ese grupo". Es decir, que si una persona mayor que no sale de su casa es vacunada se protegerá a sí misma pero una persona en la línea de cajas de un supermercado se protege a sí misma y a las cientos de personas con las que está cara a cara durante su jornada laboral

"Precisamente este efecto de amplificación (naturaleza exponencial de la curva) parece provocar la mayor reducción del total de muertes si los grupos con más interacciones se vacunan primero", concluyen los investigadores.

Entonces, ¿se conseguiría antes la inmunidad de grupo si vacunamos antes a las personas con más interacciones sociales? "Al final se trata de una carrera. La inmunidad de grupo va a llegar por dos vías: o bien enfermándonos (con el peaje dramático de tantas vidas que eso implica) o vacunándonos. Es una carrera de curvas, si logramos que la de vacunación frene a la otra lo más posible, ganamos tiempo", responde Rodríguez.

Estudios previos

Este trabajo pone en entredicho la estrategia que todos los expertos están aconsejando: vacunar primero a los más vulnerables (sanitarios, por su exposición al virus, y mayores, por sufrir peores efectos de la Covid). 

El objetivo de los investigadores, explica Rodríguez, es "aportar esta información para que se tenga en cuenta. Lo importante no es quien tenga razón sino que (el plan de vacunación) se evalúe científicamente en profundidad". 

Este trabajo no es el primero en sugerir esta estrategia: ya lo hizo un estudio similar de 2009 para la vacunación de la gripe en escenarios de escasez de dosis

"El plan de vacunación es un problema muy complejo en el que juegan muchas variables incluidas la éticas y sociales, logística etc. Los gobiernos de casi toda Europa parece que van a seguir criterios similares, sin embargo no me queda claro que los resultados de este estudio hayan estado sobre la mesa cuando se discutieron los criterios", añade el ingeniero. 

De hecho, este trabajo no es el primero en sugerir esta estrategia: un estudio similar para la vacunación de la gripe en escenarios de escasez de vacuna, publicado en la revista Science en 2009, concluyó que "podría resultar más eficaz la vacunación primero de niños y jóvenes, por ser los grandes contagiadores de la gripe, antes que a los ancianos, sus principales víctimas", recuerda Rodríguez.

Una opinión externa

Preguntada por esta cuestión, Adelaida Sarukhan, doctora en inmunología y redactora científica del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), reconoce que "efectivamente, a nivel población, se podría lograr un impacto considerable vacunando a las personas que más transmiten el virus –se piensa que las personas entre 30 y 50 años son responsables de la mayoría de la transmisión-". 

Sin embargo, el informe sobre grupos prioritarios para la vacunación presentado este lunes por ISGlobal, centro impulsado por la Fundación "la Caixa" y el Colegio de Médicos de Barcelona (COMB), apunta que "no se sabe aún si las vacunas más avanzadas serán capaces de bloquear la infección viral (y por lo tanto la transmisión), además de proteger de la enfermedad". 

Por eso, al día de hoy, Sarukhan considera que "la mejor manera de reducir la mortalidad es protegiendo a los más expuestos al virus (personal sanitario de primera línea) y a los más vulnerables a la enfermedad (personas mayores, particularmente aquellas que viven en residencias). Aquí también, debemos asumir que las vacunas más avanzadas protegerán eficazmente a las personas mayores, aunque los datos preliminares permiten esperar que será el caso", concluye.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento