Emaya aplaza las facturas del sector de la restauración hasta abril de 2021

La Empresa Municipal de Aguas y Alcantarillado (Emaya) aplazará las facturas de aquellos establecimientos del sector de la restauración que así lo soliciten hasta abril de 2021, según ha anunciado este lunes el Ayuntamiento de Palma.
El presidente de Emaya, Ramon Perpinyà, y el presidente de la Asociación de Restauración de la CAEB, Alfonso Robledo, durante la firma del acuerdo del aplazamiento de facturas debido a la crisis del coronavirus.
El presidente de Emaya, Ramon Perpinyà, y el presidente de la Asociación de Restauración de la CAEB, Alfonso Robledo, durante la firma del acuerdo del aplazamiento de facturas debido a la crisis del coronavirus.
AYUNTAMIENTO DE PALMA

Esta decisión ha sido anunciada tras un acuerdo entre Emaya y la Confederación de Asociaciones Empresarial de Baleares (CAEB), que ha solicitado que el sector de la restauración también pueda acogerse al aplazamiento de facturas diseñado para los hoteleros.

En concreto, la empresa municipal ha asegurado que ya ha recibido unas 150 solicitudes emitidas por hoteleros y asociaciones del sector hotelero, que han pedido aplazar o fraccionar las facturas emitidas durante la pandemia.

El Consistorio ha precisado, en una nota de prensa que, en un primer momento, Emaya "facilitó a todos los usuarios" la posibilidad de aplazar y fraccionar las facturas emitidas desde el pasado abril, unas solicitudes que serán ampliadas hasta abril de 2021.

Según ha indicado, esta iniciativa tiene como objetivo principal "compensar el impacto económico y social de la crisis ocasionada por el coronavirus", una medida que supone "un importante esfuerzo financiero" por parte de Emaya.

Los trámites para aplazar o fraccionar las facturas serán telemáticos y requerirán cuatro pasos, el primero de ellos, solicitar a Emaya que aplace cada una de estas facturas para evitar la reclamación de deuda.

Posteriormente, la empresa municipal firmará un reconocimiento de deuda por cada factura solicitada y autorizará su aplazamiento, por lo que las facturas aplazadas de agosto de 2020 se tendrán que pagar en septiembre de 2021, y así consecutivamente.

De esta forma, las facturas aplazadas se pagarán durante los meses en que Emaya no registre facturación por lo que, a partir de septiembre del año que viene, los abonados pagarán facturas cada mes hasta que queden cubiertos los pagos aplazados.

Por otra parte, en caso de que el volumen de facturación obtenido en 2020 sea un 50 por ciento inferior al del año anterior o que las inversiones realizadas sean de un 50 por ciento superior a la cifra de negocios de 2019, estas facturas podrán ser aplazadas un año más.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento