Penélope Cruz y Woody Allen
Penélope Cruz y Woody Allen durante el rodaje. EFE/Mediapro y Gravier EFE/Mediapro y Gravier
Más de cincuenta películas y una doble candidatura a los premios, además de una trayectoria prácticamente consolidada a nivel internacional, ponen en bandeja a Penélope Cruz el deseado Oscar, que podría llevarse por derecho el próximo 22 de febrero.


Es la primera española que opta por segunda vez a una estatuilla. Lo hizo por Volver, laureado filme de Almodóvar, con un papel a medias dramático y de comedia. Ahora, es Woody Allen quien la presenta como su musa, con perdón de la ahora morena Scarlett Johansson.

Su mayor obstáculo este año, Kate Winslet, ya le ha arrebatado algún que otro galardón, pero la gracia de los académicos ha querido que en esta ocasión no compartan categoría. Marisa Tomei, por tanto, parece ser su gran rival. Aunque las demás no tienen desperdicio.

Penélope Cruz por Vicky Cristina Barcelona

Penélope CruzEs un papel que le viene como anillo al dedo, no en vano el carácter inquieto de la actriz y su aguda voz, son perfectos para Maria Elena, ex mujer en la ficción de Javier Bardem. Es, sin duda, el personaje que deja más huella en la película de Allen.

Asimismo, el arrebato pasional de la artista, que destaca muy por encima de Johansson y Rebecca Hall ha gustado mucho en EE UU. Y es muy posible que al ser su segunda candidatura se haga con el premio. Además, la Academia volvería a reconocer implícitamente a Woody Allen.

Cruz fue candidata al Globo de Oro, al premio del Sindicato de Actores y opta al BAFTA y al Independent Spirit. Y los críticos de varios estados norteamericanos le han concedido su beneplácito. Terminó en verano de rodar Los abrazos rotos de Almodóvar y ahora se dedica al musical Nine.

Marisa Tomei por El luchador


Marisa TomeiLa intérprete norteamericana es la gran rival de Penélope Cruz con un papel de streeper -que incluye, cómo no, desnudo- que da la réplica a un incontestable Mickey Rourke. Es su tercera candidatura a los Oscar, siempre en la categoría de actriz de reparto.

La veterana sigue siendo consciente de que "para esto no te puedes preparar", y eso que ya se llevó un galardón en 1992 por el filme Mi primo Vinny. Después de eso siempre ha sido la eterna candidata, aunque ahora, de nuevo con una película que se sale de lo puramente comercial, podría dar el campanazo.

De momento, el Festival de Cine de Hollywood y los críticos de San Diego, San Francisco, Phoenix, Las Vegas, Florida, Detroit, Oklahoma y Ohio se han puesto de su parte. También opta al BAFTA.

Viola Davis por La duda

Viola DavisDe orígenes humildes, esta actriz ha sido también este año candidata al Globo de Oro y al premio del Sindicato de Actores por este papel. Una aparición breve -de quince minutos- pero compleja, la de la madre del muchacho negro al que, supuestamente, habría acosado el sacerdote de La duda.

De hecho, hay quien opina que se 'come' a la mismísima Meryl Streep mientras está en pantalla. Davis ha participado en películas tan conocidas como Traffic y La Conspiración del Pánico, y asegura que la candidatura le ha dado "un empujón de confianza". Para ella es la primera vez.

Por otro lado, acaba de terminar State of Play, con Ben Affleck y Russell Crowe y está en pleno rodaje del filme Law Abiding Citizen, que se estrenará en 2010 y en el que comparte reparto con Gerard Butler y Jamie Foxx, entre otros.

Taraji P. Henson por El Curioso Caso de Benjamin Button


Taraji P. HensonAsegura estar "muy alterada" por optar al Oscar, porque también es su primera vez. Lo cierto es que la hemos podido ver mucho más en televisión que en el cine, por ejemplo, en series de renombre como Urgencias o Eli Stone. Ahora es Queenie, la mujer que crió a Benjamin Button.

El filme, basado un escrito de F. Scott Fitzgerald, trata sobre un hombre que nace con ochenta años y va rejuveneciendo con el tiempo. Taraji P. Henson, cuyo nombre significa "esperanza" en swahili, pone el contrapunto al personaje principal, ya que va ganando años siguiendo el curso normal de la vida.

Ha tenido también muy buenas críticas y fue candidata al premio del Sindicato de Actores. Pero tiene más proyectos: acaba de rodar la película Hurricane Season junto al actor Forest Whitaker y está preparando otra, Once Fallen, en la que comparte reparto con Ed Harris.

Amy Adams por La duda

Amy AdamsLa otra actriz de la duda. La que compite directamente con su colega Viola Davis. Su papel de monja que lo pasa mal intentado comprender las bondades y maldades de la vida puede también hacerle sombra a Penélope Cruz en los Oscar. Además, participa en una de las películas favoritas.

Esta actriz de 34 años se hizo conocida como cara televisiva, aunque en cine ha sido Cenicienta de cuento en Encantada y ha trabajado con Spielberg en Atrápame si Puedes de Steven Spielberg. Sin embargo, fue una película independiente, Junebug, la que le dio prestigio a su carrera.

Se presentó en el Festival de Sundance con una muy buena acogida y le valió su primera nominación a los Oscar como actriz de reparto. Su experiencia con Meryl Streep ha debido gustarle, ya que acaba de terminar el rodaje de otro filme con ella, titulado Julie & Julia. Opta al BAFTA.