Todo sobre la paliza que le costó la vida a Iván Vaquero: una pintada, origen del crimen en Velilla que deja ya un detenido

Imagen del minuto de silencio tras la muerte de un vecino de Velilla de San Antonio por una paliza.
Imagen del minuto de silencio tras la muerte de un vecino de Velilla de San Antonio por una paliza.
AYUNTAMIENTO VELILLA DE SAN ANTONIO
La Guardia Civil investiga la tremenda paliza que varios jóvenes propinaron el viernes a un hombre de 39 años en la localidad madrileña de Velilla de San Antonio, cuya víctima murió ayer como consecuencia de las heridas sufridas, ha informado una portavoz de la Comandancia de Madrid.Los hechos tuvieron lugar el viernes cerca de la casa de la víctima.
Europa Press

El pasado viernes por la noche la localidad madrileña de Velilla de San Antonio vivió el crimen de Iván Vaquero, un hombre de 39 años, a manos presuntamente de un grupo de jóvenes que le propinaron una brutal paliza de la cual no salió con vida.

Según los vecinos, los agresores, presuntamente algunos menores de edad, le agarraron por el cuello, le tiraron al suelo y se lo llevaron a patadas, según informa Telemadrid. Desde el Ayuntamiento se han decretado 3 días de luto y se convocó un minuto de silencio para el pasado lunes por la mañana. 

Los hechos ocurrieron el pasado viernes. Según las primeras pesquisas, la discusión comenzó por una pintada en la pared cerca del domicilio del fallecido. Posteriormente, el chico volvió con un numeroso grupo de amigos y propinaron una "brutal paliza" a Iván que quedó tumbado entre dos coches, según fuentes de la investigación.

¿Quiénes son los asesinos?

Según los vecinos, los agresores son un grupo de jóvenes "que se dedican a extorsionar y a amenazar" a los comercios locales. El hermano del fallecido ha explicado que los investigadores tienen identificados a la mayoría de los autores, entre los que es posible que haya varios menores de edad.

Los vecinos del municipio apuntan que el grupo de jóvenes es muy conflictivo y les culpan directamente del asesinato. "No hay constancia de eso", asegura la alcaldesa, aunque reconoce que esta pandilla ya ha sido denunciada por hechos como robos de móviles.

¿Cómo fue la paliza?

Los hechos tuvieron lugar el pasado viernes minutos después de las 20.30 horas cerca de la casa de la víctima, Iván V.S. Según adelanta el diario El Mundo, las primeras pesquisas apuntan a que Iván se encontraba retocando una pintada que había hecho él mismo hacía apenas unos días. Dicha pintada estaría dirigida a su ex novia, con la que cortó relación recientemente. Las palabras de la fachada decían "YA NO TQMT", a lo que el fallecido supuestamente agregó un "SI" delante del "TQMT".

Fue entonces cuando discutió con el joven, que llegó a los pocos minutos con sus amigos, quienes golpearon por todo el cuerpo a Iván, que quedó tendido en el suelo, donde le patearon en la cabeza, provocándole una fuerte conmoción cerebral, según los vecinos. El herido fue trasladado en ambulancia al hospital de la Princesa de Madrid, donde ingresó en estado crítico. Entró en coma y el lunes por la tarde falleció.

El rechazo unido de todo el pueblo

Los habitantes de Velilla de San Antonio se han concentrado el pasado lunes para condenar la violencia y han mostrado su apoyo a la familia de Iván. Los vecinos se han sumado a la convocatoria del Ayuntamiento para guardar un minuto de silencio a las 12 horas en la plaza de la Constitución.

Según ha explicado el Ayuntamiento en un comunicado, se trata de una muestra de rechazo y condena a la agresión que sufrió un vecino de la localidad que provocó su muerte y de "apoyo, solidaridad y cariño" a su familia y amigos. 

Los vecinos han coincidido en que les "ha pillado por sorpresa" este suceso porque "no es normal que sucedan estas cosas" en el pueblo, que han calificado de "bastante tranquilo", aunque sí han señalado que recientemente hay grupos de jóvenes que están extorsionando a los vecinos de la localidad.

Un detenido y toma de declaración a menores

Según el programa Espejo Público de Antena 3, el detenido es un hombre de 26 años que trabaja en un supermercado de la localidad. La detención llega después de que la Guardia Civil haya tomado declaración a una decena de menores y a otros posibles testigos dentro de la investigación. Los agentes del grupo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Rivas Vaciamadrid son los que se han hecho cargo de las averiguaciones.

La investigación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento