Cien hosteleros de Mérida exigen en una concentración ajustar los impuestos a la rebaja de aforos para evitar su "ruina"

Un centenar de hosteleros de Mérida han secundado una jornada de huelga convocada este jueves y se han concentrado durante dos horas en la Plaza de España para reivindicar que sus pagos mensuales se ajusten al mismo nivel al que se les ha reducido su aforo como medida de prevención en la lucha contra la pandemia.
Hosteleros de Mérida se concentran para reclamar apoyo para poder continuar con su actividad.
Hosteleros de Mérida se concentran para reclamar apoyo para poder continuar con su actividad.
EUROPA PRESS

"No podemos trabajar al 40% y pagar al 100%", es la principal reclamación del colectivo, que ha impulsado la protesta en las últimas semanas a iniciativa de una empresaria de la localidad, Ani Amonian, del Café Joplin.

La protesta, según la autorización de la Delegación del Gobierno, ha tenido lugar en dos emplazamientos. Por un lado, en la Plaza de España, y por otro, en la del Rastro, frente a la Presidencia de la Junta, donde han entregado un listado de reivindicaciones dirigidas al jefe del Ejecutivo regional, Guillermo Fernández Vara.

"Estas medidas son una ruina", han coreado en repetidas ocasiones, apoyados en pancartas con el lema '¡Cerramos por huelga! La hostelería se muere 40% de aforo/100% pagos mensuales".

Y es que, según Amonian, los hosteleros no están en contra de la medida de reducir los aforos para evitar contagios, pero sí de que tengan que soportar los pagos mensuales habituales, a los que además, ahora se suman el fraccionamiento de las cuotas de los meses del primer estado de alarma, es decir, marzo, abril y mayo, por lo que trabajan con un 40% de aforo para pagar el "120%" de sus gastos, ha explicado.

La cuota de la Seguridad Social de los Trabajadores, la de autónomo, las retenciones de los alquileres y de los empleados, el IVA y las facturas de luz o agua son algunos de los gastos que deben afrontar y para los que reclaman una reducción para poder continuar con su actividad.

"Nadie ha pensado en esto al tomar esta decisión. Me parece hasta imprudente lo que han hecho", ha señalado la hostelera, quien no cree que la solución esté en una ayuda de 800 o 1.000 euros, puesto que la "mayoría", ha señalado, aún no han cobrado las del estado de alarma de la pasada primavera, y porque además, solo serviría para pagar "las trampas" que están generando ahora.

Otro de los hosteleros que han participado en la protesta, Joaquín Lunar, de TasKini, ha señalado que la situación se está volviendo "insostenible" para autónomos que como él tienen dos pequeños locales que gestiona junto a su mujer, ambos ahora con un aforo reducido a un máximo de ocho clientes.

Un aforo que hace "inviable" un negocio de hostelería del que dependen cuatro empleados y que mantiene intactos los gastos propios del negocio, lo que en su caso le ha llevado a recurrir a la familia para poder afrontar los pagos de los primeros meses, y también al apoyo de los proveedores que dan facilidades para abonar la mercancía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento