La crisis económica se recrudece y exige reacción: los planes del Gobierno para hacer frente a los efectos de la covid

  • El Ejecutivo tiene por delante presentar el plan de reformas para acceder a los fondos de la UE.
  • ​Además, hará público el proyecto de Presupuestos y el Plan de Recuperación a nivel nacional.
El presidente del Gobierno Pedro Sánchez, la vicepresidenta primera Carmen Calvo, el vicepresidente segundo Pablo Iglesias y la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital Nadia Calviño, escuchan la intervención del líder del Partido Popular, Pablo Casado (d, de espaldas), durante la sesión de control celebrada, este miércoles, en el Congreso de los Diputados en Madrid.
El presidente del Gobierno Pedro Sánchez, la vicepresidenta primera Carmen Calvo, el vicepresidente segundo Pablo Iglesias y la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital Nadia Calviño, en el Congreso.
EFE/ Ballesteros

La economía está en la UCI. Existe la dicotomía entre salud y economía casi desde el inicio de la crisis del coronavirus, y lo cierto es que van entrelazadas. Si la pandemia sigue por los derroteros en los que está ahora mismo, con los rebrotes disparados y los confinamientos selectivos, la parte económica seguirá sufriendo. Esa es una de las conclusiones que sacan los expertos, y por ello el Gobierno tendrá que acelerar una serie de planes para hacer frente a la que puede ser la mayor recesión de la historia reciente de España. No es uno, ni dos. El Ejecutivo de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias tiene varios frentes abiertos.

Este mismo lunes, la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha explicado que el propio Sánchez presentará "en breve" el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que recogerá las actuaciones para los próximos años -marcados por los efectos de la crisis-, y dentro de él, la Agenda Digital servirá para "relanzar el crecimiento económico", según la 'número tres' del Gobierno.

Este plan se orientará sobre cuatro ejes de transformación (transición ecológica, digitalización, cohesión social y territorial e igualdad de género), que sostendrán "las diez palancas de trabajo, que pasan por la agenda urbana y rural, infraestructuras y ecosistemas resilientes, una transición justa e inclusiva, una Administración pública del siglo XXI, la modernización y digitalización del ecosistema industrial, servicios y pymes, un acuerdo de país por la ciencia y la innovación y el refuerzo del Sistema Nacional de Salud", tal como comentó la propia vicepresidenta.

También pasa por la educación, la formación profesional y la formación continua de los ciudadanos, una nueva economía de cuidados y la modernización de políticas activas de empleo, el desarrollo e impulso de la industria de cultura y deporte y un marco fiscal "justo". Eso sí, queda por concretar alguno de los aspectos más importantes y además irá de la mano del proyecto de Presupuestos Generales del Estado.

"Las reformas más urgentes pasan por la educación, la transición ecológica, la lucha contra el paro juvenil y la digitalización", comentan fuentes consultadas por 20minutos, que consideran que todas las reformas "tienen que ir de la mano" en referencia al plan que debe presentar el Gobierno para tener acceso a los fondos de recuperación de la UE, de los cuales corresponden a España unos 140.000 millones de euros. Precisamente esa negociación, que inmiscuye a Parlamento, Consejo y Comisión (en el llamado triálogo) está parada, lo que va a provocar retrasos: las primeras ayudas pueden demorarse hasta primavera en el peor de los casos.

Pedro Sánchez, eso sí, anunció que el Gobierno ya trabaja en la elaboración de un decreto ley que eliminará "las barreras" y "cuellos de botella legales" para comunidades autonómas y ayuntamientos de cara a "facilitar" la gestión de los fondos europeos por parte de las administraciones. La gestión de los mismos, por tanto, estará descentralizada. Esas reformas se centrarán en tres ejes: la transformación digital, la igualdad y la cohesión territorial. "En todo caso, el plan se puede presentar a partir del día 15 de octubre", confirman fuentes de la Vicepresidencia, que de momento no hablan de plazos.

Ese 15 de octubre sí es la fecha límite para enviar el plan de Presupuestos Generales del Estado. Esa negociación sigue en marcha, con todas las vías abiertas, aunque una más que otra. En las últimas semanas el acercamiento con ERC ha sido más claro, dejando en un segundo plano a Ciudadanos. En ese aspecto, el papel jugado por Podemos es relevante. Bildu y Esquerra han adquirido una posición importante en las conversaciones. La oposición rechaza esa posibilidad, aunque Sánchez mantiene que quiere unas cuentas "sin vetos". Pero avisa de que serán unos Presupuestos "progresistas", una palabra que parece cerrar la puerta a Cs.

El Gobierno -y por ende España- entran en un mes importante. A lo largo de octubre se dibujará la estrategia para hacer frente a la crisis durante los próximos años. Mientras, las previsiones son negativas: el FMI por ejemplo no prevé recuperación hasta 2022 y España se ha convertido en el país con mayor tasa de paro juvenil en toda la UE. Queda mucho por hacer y muchas decisiones por tomar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento