Saramago
El escritor luso Saramago. ARCHIVO
El premio Nobel de Literatura José Saramago negó que haya plagiado un cuento de un escritor y periodista mexicano, que supuestamente inspiró su libro Las intermitencias de la muerte, publicado en 2005.

En declaraciones publicadas hoy en el Diario de Noticias, Saramago asegura que no vio y ni siquiera tocó "con la punta de los dedos el cuento del reclamante".

El autor asegura que resulta inevitable que las situaciones se repitan en dos relatos sobre la muerte.

El Nobel luso precisa que "si dos autores tratan el tema de la ausencia de la muerte, resulta inevitable que las situaciones se repitan en el relato y que las fórmulas en que las mismas se expresen tengan alguna semejanza".

Saramago agrega que dos escritoras, una argentina y otra italiana, trataron el mismo tema, lo que provoca "la interrogante de saber quién plagió a quien".

El periodista y escritor mexicano Teófilo Huerta Moreno denunció que el plagio se produjo por intermedio del agente literario Sealtiel Alatriste, que recibió en 1997 un cuento suyo sobre el tema, enviado a la editora Alfaguara, en España.

Según Huerta, Alatriste "tiene contacto y relación de proximidad" con Saramago.

En su blog en internet, Huerta señala que envió a Saramago una carta en enero de este año, para reclamar que acepte el plagio y le pide un esclarecimiento del asunto.

El desmentido de Saramago se produce después de que ayer, martes, el diario Correio da Manha se refiriese al supuesto plagio.