De 500 a 50 casos cada 100.000 habitantes: Canarias lucha contra la Covid para que vuelva el turista alemán

Imagen de archivo de la Playa de Las Canteras.
Imagen de archivo de la Playa de Las Canteras.
Archivo

Los consejeros autonómicos de Sanidad intentarán cerrar este miércoles un acuerdo con el Gobierno para fijar una reglas y restricciones homogéneas en todo el país cuando se dispare el caso de coronavirus en las localidades de más de 100.000 habitantes. La alerta se activará cuando la incidencia acumulada alcance los 500 casos por 100.000 habitantes, una cifra que se observa con mucha distancia desde Canarias. El archipiélago ha sido uno de los territorios que mejor han capeado la pandemia y donde la lucha en la actualidad no es evitar los 500 casos, sino rebajarlos a 50, diez veces menos, porque así podrán regresar los turistas alemanas, claves para su único motor económico, el turismo.

Fuentes del gobierno canario no ocultan que el enfrentamiento de los días pasados entre el Gobierno central y el de la Comunidad de Madrid y la discusión de este martes en el Consejo Interterritorial de Salud parecen marcianos en las islas. Allí, la incidencia es mucho menor y, más que en frenar la epidemia, el foco está puesto en rebajar tanto su incidencia como para reactivar el turismo. Además, Canarias aplica restricciones mucho más duras ante un aumento de contagios de las que se están planteando este miércoles.

Desde hace meses, el Ministerio de Asuntos Exteriores está en contacto con países europeos origen de turistas a España para poder crear “corredores turísticos” que permitan que los turistas extranjeros lleguen a zonas con baja incidencia de Covid. De momento, continúan los contactos con el Reino Unido y fuentes del Gobierno canario aseguran que ya hay un acuerdo con Alemania. Si el archipiélago logra bajar a una incidencia de 50 casos por cada 100.000 habitantes el Gobierno de Angela Merkel recomendará a sus nacionales que pueden viajar a las islas, que los espera con la esperanza de salvar la temporada de invierno.

La semana pasada, la incidencia acumulada en toda Canarias era de 58 casos sobre 100.000 habitantes y, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, las islas estarían a punto de alcanzar su objetivo para que puedan empezar a volver los turistas. Según estas cifras, entre el 21 y el 27 de septiembre, Las Palmas registró 47 casos y Santa Cruz de Tenerife, 30.

De esta forma, Canarias cumple ya el umbral, después de que en agosto sonara la alarma de nuevo, cuando Las Palmas se puso en una incidencia de 300 casos por cada 100.000 habitantes. Para rebajarlos, se puso en marcha un plan férreo con cierres de islas sobre el papel a partir de los 100 casos pero que en la práctica se han estado aplicado a partir de los 55 contagios por cada 100.000 habitantes.

Es entonces cuando se activa el “semáforo rojo” y se aplican medias en toda la isla que sea afectada. El Gobierno canario ha renunciado a confinar municipios concretos debido a la gran movilidad que se produce dentro de una misma isla. En su lugar, se aplican a toda la isla restricciones que limitan los eventos a menos de 10 personas y el horario de la hostelería hasta la medianoche, aunque sin aceptar nuevos clientes a partir de las 23 horas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento