Raúl Castro anuncia un apretón de cinturón ante los malos augurios para la economía

  • "Se avecinan tiempos de duro esfuerzo y de combate sin tregua frente a las dificultades", asegura el mandatario.
  • Reconoce que 2009 será de "mucha incertidumbre".
  • "Nadie, ni un individuo, ni un país, puede darse el lujo de gastar indefinidamente más de lo que recibe".
Raúl Castro, a su llegada a Bahía (Brasil), donde participará en la Cumbre de América Latina y el Caribe.
Raúl Castro, a su llegada a Bahía (Brasil), donde participará en la Cumbre de América Latina y el Caribe.
EFE

El presidente de Cuba, Raúl Castro, se despidió este domingo del año en que asumió la jefatura del Estado con el anuncio de que el sector estatal deberá ajustarse el cinturón, que los servicios gratuitos no indispensables están en peligro y que el 2009 será de "mucha incertidumbre".

Hay que actuar con realismo y ajustar todos los sueños a las verdaderas posibilidades

Vestido de guayabera blanca y sentado al lado del sillón vacío que solía ocupar su hermano, el ex presidente Fidel Castro, el general Castro asistió a la presentación de los balances y pronósticos de la economía cubana, muy golpeada por el paso de tres huracanes por la isla en los últimos meses. "Hay que actuar con realismo y ajustar todos los sueños a las verdaderas posibilidades", dijo el presidente ante los parlamentarios, al demandar más producción, el ajuste de los gastos y "optimizar" las relaciones comerciales internacionales.

"La prioridad de otros asuntos nos impidió la conclusión de los estudios y presentar a esta Asamblea la nueva composición del Gobierno", dijo, al anunciar que se trabaja en la creación de una Contraloría que supervise la actividad de los organismos del Estado.

"Una estructura más compacta"

El gobernante se refería a su discurso de asunción presidencial en febrero pasado, cuando anunció una reducción de los organismos del Estado para "hacer más eficiente la gestión" del Gobierno y buscar "una estructura más compacta y funcional" para los requerimientos de la isla. "El año próximo es de mucha incertidumbre en la economía mundial y debemos estar preparados para enfrentar ese serio reto que ya nos viene afectando de manera apreciable", dijo.

Nadie, ni un individuo, ni un país, puede darse el lujo de gastar indefinidamente más de lo que recibe

"Nadie, ni un individuo, ni un país, puede darse el lujo de gastar indefinidamente más de lo que recibe por la venta de sus producciones o por los servicios que presta", afirmó. Previamente, Raúl Castro y sus ministros escucharon el informe del titular de Economía, José Luis Rodríguez, quien pronosticó un crecimiento del PIB del seis por ciento para el 2009, tras acabar el presente ejercicio en el 4,3%.

A pesar de que la cifra no alcanzó el 8% previsto, en el que es el segundo incumplimiento consecutivo de los objetivos de la economía insular, Rodríguez calificó el balance de este año de "discreto resultado positivo".

"Se avecinan tiempos de duro esfuerzo y de combate sin tregua frente a las dificultades, empezando por nuestras propias insuficiencias y errores", sentenció Rodríguez, al adelantar que habrá que reducir el gasto para adecuarlo a los ingresos y se aplazarán "inversiones y otros gastos no imprescindibles".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento