10.000 euros al mes de manutención y una casa: así es el acuerdo de divorcio de Alejandro Sanz y Raquel Perera

Alejandro Sanz y Raquel Perera, en junio de 2014.
Alejandro Sanz y Raquel Perera, en junio de 2014.
GDG / GTRES

Los abogados tanto de Alejandro Sanz como de Raquel Perera lo calificaron como "un acuerdo de divorcio totalmente satisfactorio" para ambas partes, pero obviamente, y teniendo en cuenta todo lo que había que matizar fue bastante complicado.

Estamos hablando de un acuerdo que debía cerrarse en torno no solo a ellos dos, sino a los dos hijos que tienen en común, Dylan (nacido en 2011) y Alma (la pequeña, nacida en 2014), y a las empresas que el cantante y su antigua asistente han llevado durante el tiempo que han estado juntos.

Han sido muchos años de relación -se casaron en 2012 en la finca del cantante de Jarandilla de la Vera, Cáceres, tras cinco años como pareja- y todo ello había que ponerlo por escrito para no dejar nada a la improvisación. Y, tal y como desvela la revista Semana, así es como se ha solventado.

Para empezar, lo principal en un momento dado era evitar un juicio por lo que habría supuesto para sus hijos y para sus respectivas carreras. De hecho, la manutención de Dylan y Alma era una de las principales disputas de la expareja: según desveló ABC, la empresaria solicitaba una pensión alimenticia de 40.000 euros mensuales.

Sin embargo, finalmente el acuerdo ha sido en 10.000 euros al mes, 5.000 por hijo, aunque esta cantidad, conforme los hijos crezcan con los años, se irá reduciendo paulatinamente (6.000 euros, 3.000 por hijo, a partir de 2023). Y este es solo uno de los puntos en los que se han tenido que poner de acuerdo.

Dentro aún del asunto crematístico, Alejandro Sanz deberá pagar un millón de euros en concepto de indemnización a Raquel Perera, aunque este dinero viene con diversas condiciones: la primera es que se pagará en tres plazos pero la más importante es que la empresaria no podrá volver a reclamar nada de dinero nunca más del artista madrileño.

Otro de los temas puntales dentro de los papeles de divorcia debía ser el de la vivienda. Perera había pedido que se repartiesen los bienes que adquirieron durante los 12 años que duró su matrimonio, lo cual acabaría por reportarle un hogar, pero el convenio regulador definitivo no va por ahí.

Alejandro Sanz sufragará una casa para su exmujer y sus hijos que, eso sí, debe estar cerca de la que él mismo posee en la exclusiva urbanización de La Finca, en Pozuelo de Alarcón, una de las zonas más lujosas y con mayor renta per cápita de Madrid.

Por ello mismo el cantante se cubrió las espaldas y quedó estipulado que el alquiler de la vivienda no puede exceder los 6.000 euros mensuales. Si Perera decidiese convivir allí con una nueva pareja -ahora que se habla de su idilio con Colate- deberán hacerse cargo del 50% de la renta.

A todo ello hay que sumar que, mensulamente, el autor de éxitos como Cuando nadie me ve, No es lo mismo o Corazón partío será quien haga frente a los gastos médicos y escolares de los pequeños, así como al salario de la empleada del hogar que cuida de sus hijos desde que nacieron. En el acuerdo, además, también se detallan el régimen de visitas y las vacaciones de los pequeños, para que ambos pasen un tiempo similar tanto con su madre como con su padre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento