Las universidades priorizan la presencialidad, con docencia mixta cuando no se cumplan las distancias de seguridad

Las universidades gallegas inician la cuenta atrás para el regreso a las aulas. Tras un breve retraso debido a la celebración de la convocatoria extraordinaria de selectividad, las facultades volverán a abrir sus puertas a partir del 21 de septiembre en las tres instituciones académicas, cada una con planes de adaptación y sus protocolos con los que se plantean lograr la máxima presencialidad posible en cumplimiento de las medidas sanitarias.
Universidad
Universidad
(c) Manuel Castells

El rectorado de la USC ha firmado este miércoles una resolución en la que da a conocer la forma en la que arrancará el curso en los campus de Compostela y Lugo, y que estará supeditado a las condiciones y recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Las directrices de la institución planteaban diversos escenarios en función de la evolución de la pandemia. La norma general será, finalmente, la docencia presencial, aunque habrá casos en los que esta se combinará con una fórmula semipresencial o telemática cuando no se puedan cumplir la distancia interpersonal de 1,5 metros en el aula.

Esta cuestión dependerá de las circunstancias de cada titulación y de cada centro, añaden, que a su vez elaboraron sus propios planes de contingencia y de adaptación de las directrices generales elaboradas por la USC a sus características y particularidades.

MODELOS ADAPTADOS

En su homóloga coruñesa, por su parte, se priorizará la presencialidad en todos los centros, aunque el modelo será híbrido (expositiva virtual y prácticas presenciales) en función de los espacios y el número de estudiantes.

Cada facultad ha adaptado y reaorganizado sus espacios para que las aulas se preparen para acoger a los alumnos y se respete el metro y medio de distancia interpersonal, con rutas de entrada y salida, circuitos de circulación por los centros, medidas de ventilación, sanitarias y de higiene.

La Uvigo también ha programado el curso según los distintos escenarios posibles, con un protocolo adaptado a cada centro y la disponibilidad del 'Campus Integra' para contar con modelos de docencia mixta y telemática. Al menos unos 18 grados serían 100% presenciales, mientras que el resto recurrirán a modelos de semipresencialidad.

Por su parte, organizaciones estudiantiles, como Anega, han advertido de que estarán vigilantes ante este nuevo periodo, en el que piden que no se caiga en los errores registrados durante los meses de confinamiento y se vele por la seguridad y bienestar del alumnado, tanto en la calidad de enseñanza, la evaluación como en las medidas sanitarias.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento