Precisaron que el subsahariano fue hallado muerto en territorio marroquí y que la Guardia Civil colabora con la Policía marroquí para esclarecer los hechos, tras los enfrentamientos en los que diez guardias civiles resultaron heridos y otros tres inmigrantes sufrieron heridas leves.

Las fuentes de la Guardia Civil rehusaron pronunciarse sobre la acusación de inmigrantes africanos que responsabilizan a los agentes españoles de la muerte del subsahariano. Así mismo, el presidente de la ONG Pro Derecho de la Infancia, José Palazón, afirmó que inmigrante murió en el intento de pasar la valla, algo que no logró por el "abundante material antidisturbio" utilizado por las fuerzas de seguridad.


Un portavoz del ministerio del Interior indicó que la colaboración de la Guardia Civil y la Gendarmería marroquí en la frontera común es "habitual".

Unos 300 inmigrantes intentaron saltar el doble vallado entre Marruecos y Melilla
El pasado domingo diez guardias civiles resultaron heridos de distinta consideración al producirse la avalancha de unos 300 inmigrantes subsaharianos, la segunda en menos de una semana, que intentaron saltar el doble vallado de impermeabilización fronteriza que separa Melilla de Marruecos.

Según el Instituto Armado, los subsaharianos actuaron coordinados y sincronizados en su intento de saltar el vallado de forma "masiva y en fuerza" por varios puntos del perímetro fronterizo, para lo que utilizaron escaleras artesanales.

La Guardia Civil tuvo que hacer uso de abundante material antidisturbios para tratar de disuadir a los inmigrantes, que no atendían a los requerimientos de los agentes que se interponían físicamente para evitar su entrada.

La Policía de Marruecos detuvo a 87 de los subsaharianos que intentaron entrar en la ciudad autónoma española, según fuentes oficiales.

CiU pide la comparecencia de Alonso

El diputado de CiU en el Congreso ha pedido la comparecencia del ministro del Interior para aclarar si la muerte, que ha calificado de brutal, se debió a la actuación de la Guardia Civil.

Carles Campuzano se ha hecho eco de la reclamación de la ONG SOS Racismo que ha exigido una investigación exhaustiva de las circunstancias en las que murió el joven marroquí.