La tercera noche de protestas por los disparos al afroamericano Jacob Blake se salda con dos víctimas mortales

Disturbios en Wisconsin por los 7 disparos
Disturbios en Wisconsin por los 7 disparos
Twitter

Los siete disparos a la espalda del afroamericano Jacob Blake, igual que la muerte de George Floyd, han levantado fuertes disturbios en Estados Unidos. Blake quedó paralizado de cintura para abajo por los disparos de un policía en la espalda cuando estaba en presencia de sus hijos. En las protestas de Wisconsin ha habido dos muertos y un herido como resultado de los tiroteos.

Las dos muertes han sido reportadas por la policía de Kenosha (Wisconsin), lugar de las protestas, pero la identidad de los fallecidos no ha trascendido. Tampoco se sabe la identidad de la persona que disparó a los manifestantes, aunque se puede ver el momento en varios vídeos publicados en Twitter que actualmente están siendo investigados. 

El tiroteo se produjo justo antes de la medianoche del martes, según el departamento de policía de la ciudad, durante las manifestaciones que, por tercer día consecutivo, tienen lugar en esta ciudad para protestar por la agresión sufrida por un ciudadano afroamericano a manos de agentes policiales.

Los nuevos disturbios se iniciaron esta madrugada, casi dos horas después del inicio del toque de queda en Kenosha, a las 20.00 horas del martes hora local (01.00 GMT de hoy), una ciudad de casi 100.000 habitantes a unos cien kilómetros al norte de Chicago.

Según informan las televisiones locales, miembros de la policía trataron con un megáfono de dispersar a un grupo de manifestantes que se había concentrado frente al Palacio de Justicia del Condado Kenosha y que estaban participando en una "asamblea ilegal". La policía acabó lanzando gases lacrimógenos contra los reunidos, mientras se veía como decenas de antidisturbios salían desde la puerta principal del Palacio para contener a los manifestantes.

Tony Evers, gobernador del estado de Wisconsin, en el noreste de Estados Unidos, ha declarado este martes el estado de emergencia después de que varios comercios del condado de Kenosha sufrieran saqueos en el marco de los disturbios registrados.

Los disparos a Jacob Blake

Un agente de policía en Kenosha, en el estado de Wisconsin, disparó a Jacob Blake por la espalda el pasado lunes en presencia de sus hijos cuando se encontraba en las inmediaciones de su coche y se disponía a entrar en él. Blake se encuentra en estado grave en el hospital, y ha quedado paralizado de cintura para abajo.

Lo ocurrido ha avivado de nuevo las protestas raciales en un país en el que la policía mata desproporcionadamente a más personas negras que blancas y en el que las minorías raciales sufren grandes desigualdades sociales y económicas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento