Otoño
Campo Grande de Valladolid en otoño.

Si el verde va ligado a la primavera, los tonos marrones y ocres corresponden al otoño. Pero ¿a qué se debe ese cambio en el color de las hojas?

Durante los meses más luminosos, las plantas emplean la clorofila para realizar el proceso de fotosíntesis y aprovechar la energía solar para nutrirse, tal y como explica la web SaberCurioso.com.

De esta forma, las hojas toman el característico color verde de la clorofila, dada la gran cantidad de esta sustancia presente en ellas.

Al desprenderse de la planta, las hojas conservan pigmentos de tonos cálidos
Sin embargo, al llegar el otoño y reducirse las horas de sol, las plantas descomponen la clorofila y otros pigmentos similares, que absorben para otros fines.

De esta forma, se revelan otros pigmentos, como los carotenoides (de color anaranjado) y las antocianinas (de tonos violáceos), que permanecen en las hojas después de que la planta se desprenda de ellas.