La presidenta de la Asociación de Vecinos Guadalquivir, María José Uceda, indica que no se ha recibido "ninguna queja" de residentes.

No obstante, lamentó el "estado actual" del barrio y agregó que espera que, cuando finalicen los trabajos del Metro, el Ayuntamiento ejecute las obras "prometidas" en distintas calles desde 2003.

La representante vecinal afirma que recibió "explicaciones" por parte de la empresa de las obras sobre horarios y posibles molestias" y que "se ofrecieron para que nos pudiésemos poner en contacto con ellos, algo que es de alabar".

Asimismo, indica que la empresa ejecutora de las obras ha anunciado que "en pocos días comenzarían los trabajos ininterrumpidamente las 24 horas del día", aspecto no confirmado por la Consejería de Obras Públicas.

También insiste en la importancia de seguir "ayudando" a los comercios de la zona, porque, "aunque tengamos más molestias y haya que dar más rodeos para llegar a los establecimientos, su supervivencia depende de la gente del barrio".