Starbucks, Coca-Cola, Ford, Adidas... 100 firmas retiran su publicidad de Facebook por no frenar "los discursos de odio"

La sede corporativa de Facebook, en Menlo Park, California (EE UU).
La sede corporativa de Facebook, en Menlo Park, California (EE UU).
PETER DASILVA / EFE

El boicot de anunciantes contra Facebook y otras redes sociales sigue ganando fuerza a raíz de las protestas antirracistas en EE UU. Este domingo la cadena de cafeterías Starbucks anunció que suspenderá su publicidad en esas plataformas, como habían hecho ya un centenar de compañías, desde la gigante Unilever hasta Coca-Cola.

Ford, Adidas y HP se sumaron este lunes al boicot, e informaron de planes para dejar de anunciarse en Facebook e Instagram (esta última, perteneciente a Facebook) al considerar que una cultura "del odio" se ha apoderado del debate en estas redes sociales.

Además, el gigante de las bebidas alcohólicas británico Diageo anunció el pasado sábado que pausará sus anuncios globalmente en "las grandes plataformas de redes sociales" a partir de julio. En los últimos días han tomado la misma iniciativa, además de las mencionadas Coca-Cola y Unilever, empresas como Levi Strauss & Co, Eddie Bauer, The North Face, Patagonia, REI, Honda o Verizon.

Starbucks indicó en un comunicado que va a "pausar toda la publicidad en plataformas de redes sociales" mientras debate "internamente, con socios mediáticos y organizaciones de derechos civiles en un esfuerzo por frenar la propagación de discurso del odio".

"Creemos en unir a las comunidades, tanto en persona como online, y nos posicionamos contra el discurso del odio. Creemos que se debe hacer más para crear comunidades abiertas e inclusivas online, y creemos que los líderes empresariales y los legisladores necesitan unirse para hacer un cambio real", agregó la firma.

Starbucks fue el sexto mayor anunciante de Facebook el año pasado y gastó unos 95 millones de dólares en publicidad, por lo que la red social fundada por Mark Zuckerberg ingresó una cifra notablemente superior gracias a este negocio, de 70.000 millones.

De acuerdo al canal CNBC, la cadena de cafeterías no secunda el boicot publicitario a Facebook promovido por diversas organizaciones proderechos civiles que buscan forzar a la compañía a ser más estricta para evitar el discurso del odio y la desinformación bajo la etiqueta "StopHateForProfit" (Dejen de hacer beneficio del odio).

No obstante, desde que grupos como la Liga Anti Difamación o la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, en inglés) hicieron ese llamado, ya son más de 100 las compañías que han decidido pausar temporal o permanentemente sus anuncios en plataformas como Facebook y Twitter.

El boicot cuenta con el apoyo de varias organizaciones de defensa de los derechos civiles en Estados Unidos y se produce cuando el país vive inmerso en el intenso debate sobre racismo que se abrió tras la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un agente de Policía blanco en Mineápolis (Minesota) a finales de mayo.

De la mano de su cofundador y consejero delegado, Mark Zuckerberg, Facebook ha abanderado la no intervención en los contenidos que se comparten en la plataforma salvo en el caso de aquellos que violan explícitamente sus estándares comunitarios (que muestran prácticas sexuales o incitan a la violencia, por ejemplo), algo que cada vez le está valiendo más críticas por parte de políticos y líderes civiles.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento