18 cualidades que (por tu bien) debería mostrar tu currículum

  • No todo es resumir nuestra experiencia laboral y nuestros conocimientos.
  • Entre líneas deben notarse nuestras ganas, principios, valores, etc.
Currículum para empresas.
Currículum para empresas.
FLICKR / the italian voice

En la búsqueda de empleo, el curriculum vitae ocupa un lugar muy importante. La forma en que presentamos el resumen de nuestra vida laboral da una enorme idea de qué tipo de trabajador podemos ser.

Importa qué contamos y cómo lo hacemos. Efectivamente, es nuestra carta de presentación. El currículum recoge nuestras principales capacidades, pero también puede funcionar en nuestra contra.

Muchas veces, no sabemos cuál es la fórmula ideal para elaborarlo. Porque no todo es contar dónde hemos trabajado y cuáles son nuestros conocimientos técnicos, informáticos y de idiomas.

Zety, una empresa orientada al mundo profesional y a la búsqueda de empleo, nos sugiere 18 cualidades que debería mostrar nuestro currículum si queremos tener éxito.

Habilidades comunicativas

Ya sea de forma escrita u oral, en inglés o español, es fundamental transmitir las ideas correctamente, ya que un mal desarrollo del trabajo puede suponer el volver a hacer todo de nuevo. El tiempo es oro.

Debes tener una mentalidad enfocada a desarrollar tu trabajo de forma autónoma

Trabajo en equipo

Todo el mundo se ve capaz de trabajar en equipo, pero son pocos los que son capaces de hacerlo sin perder los nervios, de forma sincronizada y logrando los objetivos de la empresa. A la hora de trabajar en muchos sectores, las tareas de un compañero pueden depender de cómo hagas las tuyas. La coordinación es fundamental.

Capacidad de adaptación

Ante un mercado cada vez más hostil y competitivo, saber adaptarse a todo tipo de situaciones es fundamental tanto para la empresa como para los trabajadores, si se quiere llegar a buen puerto.

Asertividad

Más allá de saber comunicar efectivamente, para mantener el buen ambiente con tus compañeros y clientes, es esencial saber expresarse de manera clara y educada, a la vez que te mantienes firme en tu posición.

Resolución de problemas

Tarde o temprano, todos acabamos equivocándonos. No es algo malo, sino parte del aprendizaje. Sin embargo, a la hora de cometer o presenciar estos errores, deberás saber resolverlos de la forma más rápida y eficiente posible.

Proactividad

Tus superiores no quieren estar todo el tiempo encima de tí, diciéndote lo que tienes que hacer paso por paso. A parte de saber hacer tu trabajo, debes tener una mentalidad enfocada a desarrollarlo de forma autónoma.

Planificación de tareas

Es necesario saber el nivel de prioridad que tiene cada tarea que vas a realizar, el tiempo que te va a llevar cada una, la persona más adecuada para realizarlas, etc. Saber planificar de manera correcta es algo muy valorado por las empresas, ya que la eficiencia supone ahorro de costes.

Creatividad

En un mercado laboral cada vez más automatizado, la creatividad es lo que te hará diferenciarte, no sólo del resto de trabajadores sino del resto de software y herramientas.

Deseos de aprender

En un mundo en el que todo está constantemente cambiando, la única opción que tenemos es no parar de estudiar y aprender cómo desarrollar nuestro trabajo con nuevos métodos y herramientas.

Pasión por tu trabajo

Demostrar entusiasmo por lo que haces, puede suponer una gran diferencia de cara a conseguir el trabajo. Los reclutadores necesitan ver que el dinero no es tu única ambición y que tu pasión te llevará a querer mejorar.

Valores morales

Los valores de respeto, responsabilidad, honestidad o trabajo duro son cosas que la mayoría damos por sentadas a la hora de buscar trabajo pero que, en la práctica, no todo el mundo las aplica. Demostrando estas cualidades en tu currículum y en la entrevista, ganarás muchos puntos de cara a conseguir el puesto.

En un mercado laboral cada vez más automatizado, la creatividad es lo que te hará diferenciarte

Toma de decisiones

Los problemas llegarán tardes o temprano y puedes que, ni tus compañeros ni tus superiores estén ahí para echarte un cable. Saber tomar decisiones acertadas y con coherencia, es otra de las cualidades que cualquiera es capaz de autoproclamar como suyas, pero que, a la hora de la verdad, no todo el mundo sabe demostrar.

Capacidad de negociación

Tanto al poner tus cualidades en el currículum como al momento de trabajar, necesitas saber qué es lo que quiere la parte con la que estás tratando y enseñarle la forma de conseguirlo, a la vez que logras tus objetivos profesionales.

Automotivación

Cada vez más, la tecnología nos permite trabajar de forma más autónoma, algunas veces incluso de forma remota. Mantener el nivel de motivación fuera de nuestro entorno habitual de trabajo es otra forma de demostrar que puedes trabajar de forma autónoma, sin complicarle la vida a tus superiores.

Priorizar tareas

Saber poner tareas por encima de otras de menor relevancia es una prioridad para muchas empresas que tengan toneladas de trabajo por hacer.

Liderazgo

Si buscas posibilidades de ascenso en el futuro, deberás demostrar que tienes dotes a la hora de dirigir o ayudar a tus compañeros para estos que logren sus objetivos en el ambiente profesional.

Trabajar bajo plazos

El tiempo es oro. Para poder medir los resultados de una empresa es necesario saber contabilizar los proyectos y las tareas que se realizan. Saber trabajar bajo estimación de plazos ayudará a la empresa a medir tus resultados y te ayudará a ser más eficiente.

Dinamismo

Lo que en el lenguaje de los clichés se puede entender como “multitareas”. Nadie está encerrado en una burbuja a la hora de trabajar. Tarde o temprano, vas a tener que colaborar con diferentes departamentos de tu empresa, haciendo todo tipo de tareas en las que tendrás que aprender rápido para saber desenvolverte con éxito.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento