Las discotecas contra la última medida de la Generalitat: "No abriremos si no podemos hacer que la gente baile y habrá más botellones"

La imagen de gente bailando con mascarilla en discotecas parece cada vez más cerca.
La imagen de gente bailando con mascarilla en discotecas parece cada vez más cerca.
España de Noche

En esta verbena de Sant Joan en Cataluña no se podrá bailar en las discotecas. Otra costumbre inédita por la que pasa esta noche de martes la celebración, obligada por la Covid-19. 

Los locales de ocio nocturno con pistas de baile, unos 3.700 en la comunidad, tuvieron que acatar con solo un día de margen la normativa que implementó el lunes el Govern por decreto, en la que prohibía usar las pistas de baile debido a las medidas de seguridad sanitaria por la pandemia. El baile está vetado tanto al aire libre como en recintos cerrados.

Las pistas estarán esta noche ocupadas por mesas o directamente cerradas y vigiladas. Muchos establecimientos han decidido, en consecuencia, no abrir. «Si no se puede bailar no podemos abrir. Somos lo que somos. Ni un bar ni un restaurante, somos discotecas. Estos no son nuestros negocios y nos negamos a ello. Es como si vas al Liceu pero no puedes escuchar música», ha explicado el presidente de la Federación Nacional de Ocio Nocturno y secretario general del Gremio de Empresarios de Discotecas de Barcelona y Provincia, Ramon Mas.

Bailar con mascarilla

Además de la preocupación por la falta de ingresos acumulada durante más de 90 días, el colectivo teme que si no se reabren las pistas «con el uso de mascarilla», lo que ven factible y seguro, se incrementarán de forma exponencial «los botellones y las fiestas ilegales en aparcamientos, parques y jardines», un peligro mucho mayor en esta pandemia por la falta absoluta «de medidas de seguridad y sanitarias» obligatorias. 

Mas ha recordado este martes las «más de 4.000 fiestas ilegales y centenares de botellones o fiestas en casa detectadas hasta la fecha» en Cataluña o la imagen de las playas de Barcelona abarrotadas, y ha indicado que la situación podría agravarse aún más.

"Si no se puede bailar no podemos abrir los establecimientos. No se puede jugar así con los puestos de trabajo" (Ramon Mas, presidente de la Federación Española de Discotecas)

Ha hecho esta advertencia en la comisión de Cultura del Parlament catalán de este martes.Y ha admitido que este problema es estatal: «Ninguna autonomía se atreve a dar el primer paso y ser la primera» en autorizar la reapertura de las pistas de baile.

Un negocio "muy tocado"

«El sector está tocado de muerte y necesita flexibilización» por lo que exigen que si la Generalitat sigue sin permitir la apertura de las pistas se tendrá que pedir «un rescate económico» para salvar miles de negocios en peligro.

Los empresarios están haciendo frente desde el pasado mes de marzo a gastos que rondan los 30.000 euros al mes de media a pesar de la inactividad. La prohibición del baile ha llegado cuando muchos habían decidido sacar a sus plantillas de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con el fin del estado de alarma y con el final de la desescalada.

Protocolo del sector aprobado por el Ministerio de Sanidad

«Se puede acabar de matar a un sector que ha hecho el trabajo y tiene un protocolo establecido» de lucha contra la Covid-19 «aprobado por el Ministerio de Sanidad, ha dicho Mas. 

Ahora, la patronal está negociando con Protección Civil de la Generalitat la validación del documento. La imagen de gente bailando con mascarilla es la alternativa al cierre y la posibilidad de reunión entre desconocidos que defiende el sector. «Si la Generalitat nos dice que no se puede bailar por razones sanitarias, lo acataremos. Pero seremos muy duros con el Govern y exigiremos que se cumplan todas las medidas sanitarias en todos los lugares», ha indicado.

«Tendremos la mano tendida con la administración, pero seremos inflexibles en exigir lo mismo que se nos exige a nosotros», ha insistido Mas. La patronal también baraja organizar fiestas populares al aire libre como alternativa a la ausencia de baile dentro de las discotecas que regentan.

La Generalitat defiende la norma

Mientras, la Generalitat ha defendido su normativa. La portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha recalcado tras la reunión semanal que si se dejara bailar en las discotecas sería «imposible» controlar el virus y evitar posibles rebrotes como los que ya se están dando.

"Hemos de avanzar para hacer el máximo de cosas posible, pero a la vez controlar al máximo el riesgo de rebrotes" (Meritxell Budó, portavoz del Govern catalán)

Las copas, con tarjeta

Los clientes podrán seguir utilizando el efectivo, pero los hosteleros deberán fomentar el pago por medios electrónicos, preferiblemente contactless, y desinfectar la TVP tras cada uso. 

Vasos de plástico

Pese a que son más contaminantes, los hosteleros deberán optar por el uso de vasos desechables, en vez de por los de cristal.

Bolsas para la ropa

Las prendas de los clientes se deberán proteger con fundas desechables o en bolsas, siendo el cliente quien deposite sus pertenencias.

Aseos con aforo limitado

Los aseos deberán tener definida su capacidad máxima y se insta a que haya una persona dedicada a limpiarlos y a controlar que se cumplan las medidas de seguridad. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento