El G-20 acuerda medidas para incrementar la transparencia en los mercados financieros

George W. Bush en un momento de su intervención en la Cumbre del G-20. (REUTERS)
George W. Bush en un momento de su intervención en la Cumbre del G-20. (REUTERS)
REUTES

El presidente de EEUU, George W. Bush, afirmó este sábado al concluir la cumbre del G-20 en Washington que se han logrado avances para solucionar la crisis financiera pero agregó que su resolución requerirá aún tiempo. En una declaración tras la cual no admitió preguntas, Bush dijo que la crisis económica y financiera actual podría haberse convertido en algo peor que la Gran Depresión de 1929 sin las medidas ya adoptadas en EE UU.

Cuatro líneas de acción

El grupo de la cumbre del G-20 ha acordado las siguientes medidas al término del encuentro en Washington:

  • Más peso para economías emergentes en el FMI y el Banco Mundial.
  • Habrá planes fiscales para reactivar las economías y aliviar las economías de las familias.
  • Se evitará el proteccionismo comercial.
  • Todos los mercados financieros estarán sometidos a un estricta regulación.

Bush hizo alusión al plan de rescate financiero valorado en unos 700.000 millones de dólares y aprobado en su país en octubre. El presidente estadounidense agregó que la cumbre de las principales economías del mundo y de países emergentes ha representado "un éxito" y que los líderes mundiales se han comprometido a modernizar la regulación del sistema.

Los gobernantes también se han mostrado de acuerdo en la necesidad de reformar las instituciones financieras, como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, y de mejorar la integridad de los mercados financieros, según el presidente de EE UU. "Vamos a revisar de nuevo las normas sobre la regulación del mercado y el fraude", sostuvo Bush.

Reforma de los mercados financieros

La cumbre, que en Europa se había promovido en algunos sectores como un "nuevo Bretton Woods" -reunión que estableció las instituciones financieras internacionales en 1944-, terminó casi tres cuartos de hora antes de lo previsto, en torno a las 14.15 hora local (19.15 GMT).

La reunión concluyó con una declaración en la que los gobernantes del G20, más España y Holanda se comprometieron a una reforma de los mercados financieros que descanse sobre los principios de una mayor transparencia y regulación. En la declaración final, los líderes prometieron trabajar juntos para restaurar el crecimiento mundial y conseguir las reformas que necesita el sistema financiero, algo que debe estar delineado antes del 31 de marzo.

Además los mandatarios del G-20 acordaron dar un mayor peso en las instituciones financieras a los países emergentes y en desarrollo, y convocar una nueva cumbre el próximo 30 de abril.

Por otro lado, Zapatero en su intervención pidió medidas fiscales para activar la economía y más control en los mercados, mientras que Brown ha pedido que los bancos reciban créditos para comenzar a prestar dinero.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento