Kendall Jenner aclara la polémica de su falsa fotografía protestando por el 'Black Lives Matter'

La influencer y modelo Kendall Jener, en febrero de 2020.
La influencer y modelo Kendall Jener, en febrero de 2020.
Christopher Smith / GTRES

Parece una broma de mal gusto: en medio de todas las revueltas tras la muerte de George Floyd a manos de un policía, alguien decidió que era el momento de involucrar a Kendall Jenner en las protestas y creó una imagen de la empresaria con un cartel que rezaba "Black Lives Matter" en una pose, digamos, tan propia de influencers como inapropiada por el momento histórico.

A todo esto Jenner no se había pronunciado porque aún está caliente en la memoria la multa que tiene que pagar por un falso festival de música que promocionó y no quiere estar como su hermana Kyle, un poco con el agua al cuello intentando dilucidar cómo en una misma semana la revista Forbes había acusado a la Kardashian de mentir en sus cuentas para hacer creer a todos que era milmillonaria cuando no lo era pero, poco después, otorgarle el título de famosa mejor pagada del año.

Así que una vez ha podido centrarse  y viendo que la falsa imagen se estaba propagando en redes con una celeridad apabullante, hasta el punto de convertirse en Trending Topic, haciendo que medio mundo opinase, se ha visto en la obligación de intervenir.

"Esta imagen la ha photoshopeado alguien. Yo NO publiqué esto", ha dicho airadamente la modelo en su cuenta de Twitter, donde tiene cerca de 30 millones de seguidores, y mencionando otro tuit del influencer de tecnología y también empresario Andru Edwards.

En el tuit de Edwards se puede leer "¿Qué le falta a la sombra de Kendall Jenner?" y ciertamente ahí está la clave del asunto. Porque tampoco hay que ser Sherlock Holmes para descubrir que la mascarilla y el cartel son falsos, pues en la sombra la celebrity no lo sostiene.

En la imagen original, de hecho, que muchos usuarios se han prestado a compartir, Jenner sostiene una botella de agua y lo que parece ser su móvil o una cámara.

No es la primera vez que la joven de 24 años se ve envuelta en una polémica de este estilo. Es decir, en el marco de unas protestas. Habría que remontarse a 2017, cuando Kendall protagonizó una campaña para la marca Pepsi titulada Live For Now moments (traducible como Vive para el presente).

En el vídeo publicitario se podía ver una manifestación pacifista que la modelo, tras una tensión amorosa con un atractivo participante que le hacía desprenderse de la peluca, resolvía el conflicto acercándose a la policía y ofreciéndoles el mencionado refresco.

La campaña, a la que se acusó de apropiarse de forma capitalista el #BlackLivesMatter, hubo de ser retirado por la compañía tras las quejas por la explotación comercial, aunque hay quienes no olvidan lo "sencillo" que es acabar con el racismo según la publicidad y lo han reproducido estos días (aunque no con el mismo resultado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento