Nuevo sospechoso en el caso Madeleine McCann: un presidiario alemán que viajaba en furgoneta

  • La Policía ha pedido la colaboración de cualquiera que pueda ofrecer algo de información.
  • El recluso fue condenado en varias ocasiones por crímenes sexuales, incluidos abusos a menores.
Imagen de archivo de Madeleine McCann.
Imagen de archivo de Madeleine McCann.
AGENCIAS
Imagen de archivo de Madeleine McCann.
AGENCIAS

El caso Madeleine McCann ha dado un nuevo vuelco, tras más de una década desde la desaparición de la pequeña en el sur de Portugal en 2007, con la identificación por parte de la Policía de un posible sospechoso. Se trata de un presidiario alemán de 43 años que viajaba por el país vecino con una furgoneta blanca y amarilla de los 80 cuando la niña fue vista por última vez en el Algarve.

La Policía cree que el hombre se encontraba por la zona de la Praia da Luz cuando la pequeña, de tres años en 2007, y por eso pide información sobre la furgoneta y el otro vehículo del sospechoso, un Jaguar.

El hombre, que se encuentra preso en una cárcel alemana por un delito no relacionado con Madeleine, pasó temporadas en el Algarve entre 1995 y 2007 y mide entorno a 1,82, es de raza blanca, rubio y de constitución delgada, aunque la Policía no ha revelado su identidad.

El día posterior a la desaparición de la pequeña, el sospechoso registró el coche en Alemania a nombre de otra persona, aunque la Policía sospecha que el coche continúa en Portugal. "Alguien ahí fuera sabe mucho más de lo que dice", ha asegurado el inspector a cargo de la investigación, Mark Cranwell.

Cuando desapareció en 2007, la pequeña Madeleine dormía con sus hermanos gemelos en una habitación del bungalow que sus padres alquilaron en la zona del Algarve Portugués, mientras los McCann disfrutaban de una cena con amigos en un restaurante cercano.

Una furgoneta, un Jaguar y dos teléfonos

El equipo de Scotland Yard que dirige la llamada Operación Grange desde 2011 ha colaborado con las autoridades alemanas para dar con la pista de ese sospechoso y ha identificado dos vehículos que el hombre pudo utilizar en torno al momento de la desaparición.

Uno de esos vehículos es una furgoneta de camping Volkswagen T3 de principios de los años 1980, de colores blanco y amarillo y con matrícula portuguesa, a la que la Policía cree que el hombre "tuvo acceso" al menos desde abril de 2007 hasta después de mayo de ese mismo año.

El sospechoso vivió en esa caravana durante días, quizás durante semanas, y se cree que la pudo usar el 3 de mayo de 2007, el día de la desaparición de la niña.

La Policía británica ha hecho un llamamiento a posibles testigos que vieran ese vehículo en esa zona del Algarve aquella noche de mayo, o bien en los días previos o las semanas posteriores.

El segundo es un Jaguar modelo XJR 6 de 1993, con matrícula alemana, que se cree que circuló por Praia da Luz y zonas cercanas entre 2006 y 2007, registrado originalmente a nombre del sospechoso.   

La Policía pide también la colaboración ciudadana para obtener información sobre dos números de teléfono móvil que el sospechoso utilizó, ambos con prefijo de Portugal.

Los padres no pierden la esperanza

Los padres de la niña, Kate y Gerry McCann, indican en el comunicado de la Policía que dan la "bienvenida" al nuevo hilo de investigación que se ha abierto.

"Queremos agradecer a las fuerzas policiales involucradas sus continuos esfuerzos en la búsqueda de Madeleine. Todo lo que hemos deseado siempre es encontrarla, destapar la verdad y llevar a los responsables ante la Justicia", afirman.

"Nunca perderemos la esperanza de encontrar a Madeleine viva, pero cualquiera que sea el resultado, necesitamos conocer, tanto como necesitamos encontrar paz", agregan los padres, que agradecen asimismo el apoyo de los ciudadanos.

El sospechoso fue condenado por abusos a menores

El preso alemán que la fiscalía investiga como sospechoso del asesinato Madeleine fue condenado en varias ocasiones por crímenes sexuales, incluidos abusos a menores, según la Oficina Federal de la Policía Criminal (BKA). 

La fiscalía de Braunschweig, que ha anunciado que hará declaraciones a los medios este jueves, tiene competencia sobre el caso dado que es en ese distrito donde el sospechoso tuvo su último domicilio en Alemania.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento