Al menos 40 ciudades de EE UU imponen el toque de queda por los disturbios tras la muerte de George Floyd

Protesta cerca de la Casa Blanca, en Washington (EE UU), por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la Policía, y contra la brutalidad y el racismo policial.
Protesta cerca de la Casa Blanca, en Washington (EE UU), por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la Policía, y contra la brutalidad y el racismo policial.
SHAWN THEW / EFE

Al menos 40 ciudades de Estados Unidos impusieron este domingo toques de queda en respuesta a los violentos disturbios que se han producido en todo el país en las dos últimas noches durante las protestas por la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd cuando estaba siendo detenido por agentes de la Policía de Mineápolis, informa Europa Press.

La Guardia Nacional de EE UU confirmó asimismo la movilización de 5.000 efectivos en 15 estados y el distrito de Columbia, donde se encuentra la capital, Washington D.C., para contener los disturbios derivados de las protestas por la muerte de Floyd.

El toque de queda se decretó, además de en la propia capital, en varios puntos de California, como el condado de Los Ángeles, San Francisco, o Beverly Hills, y en otras ciudades de una veintena de estados, como Denver, Miami, Orlando, Atlanta, Chicago, Indianápolis, Louisville, Detroit, Kansas, Cleveland, Seattle, Filadelfia, Portland, Dallas, o San Antonio, en otras.

En el caso de Arizona, las autoridades han impuesto el toque de queda en todo el estado durante esta semana. Su gobernador, Doug Ducey, señaló, según recogió la cadena CNN, que esta medida permitirá a la Policía "arrestar a aquellas personas que planeen amotinarse, saquear o causar daños y disturbios".

Dos manifestantes frente a una barrera policial en Mineápolis (Minesota, EE UU),durante las protestas tras la muerte a manos de la Policía del ciudadano afroamericano George Floyd.
Dos manifestantes frente a una barrera policial en Mineápolis (Minesota, EE UU),durante las protestas tras la muerte a manos de la Policía del ciudadano afroamericano George Floyd.
TANNEN MAURY / EFE

Contra la brutalidad policial en Nueva York

Miles de neoyorquinos se echaron a la calle de nuevo este domingo para protestar por la muerte de George Floyd y mostrar además su indignación por la brutalidad policial en la noche del sábado, cuando se produjeron duros disturbios en varios puntos de Nueva York que terminaron con 350 detenidos, informa Efe.

Como en las tres jornadas anteriores, las protestas comenzaron pacíficamente, con ciudadanos marchando por las calles de Nueva York portando carteles en las que se podía leer "Justicia para George Floyd" o "La vida de los negros importa", y gritando el "no puedo respirar" que repitió insistentemente Floyd cuando el policía le mantenía en el suelo con una rodilla en el cuello.

Sin embargo, también era palpable la indignación contra la propia policía de Nueva York, que ha sido criticada por su actuación del sábado después de publicarse en las redes sociales vídeos en los que se veían coches de las fuerzas del orden embistiendo a manifestantes o agentes echando espray pimienta en el rostro de ciudadanos con las manos en alto.

Agentes de la ciudad de Nueva York y de Camden (Nueva Jersey) se arrodillaron o alzaron un puño al paso de las manifestaciones en contra del racismo, en un gesto de solidaridad hacia las protestas que ayude a recobrar la normalidad.

Y en Atlanta (Georgia), dos policías fueron despedidos este domingo por uso excesivo de la fuerza contra dos estudiantes que circulaban en un coche por la ciudad tras el inicio el sábado del toque de queda impuesto en la ciudad por los disturbios.

Manifestantes y policías durante una protesta en Nueva York tras la muerte del afroamericano George Floyd.
Manifestantes y policías durante una protesta en Nueva York tras la muerte del afroamericano George Floyd.
PETER FOLEY / EFE

Nuevos incidentes en Washington

Tras una noche de saqueos e incendios en la capital estadounidense en protestas por la violencia policial, la alcaldesa de Washington D.C., Muriel Bowser anunció este domingo un toque de queda y la activación de la Guardia Nacional para evitar nuevas revueltas, pese a lo cual ya se registraron algunos incidentes, informa Efe.

La alcaldesa indicó que ha activado a la Guardia Nacional del Distrito de Columbia para que apoyen a la Policía Metropolitana en el control de las manifestaciones que se han producido en los últimos días y que el sábado derivaron en saqueos, vandalismo e incendios.

Pese a los preparativos de la ciudad, cientos de manifestantes se congregaron en horas de la tarde para marchar desde la Universidad Howard hacia el centro de la ciudad para iniciar la protesta.

En Mineápolis, entre tanto, la Policía arrestó a unas 150 manifestantes que desafiaron el toque de queda este domingo, en la primera noche sin violencia desde que estalló la revuelta racial.

A diferencia del sábado, cuando policías y militares utilizaron la fuerza para dispersar las protestas, la estrategia de este domingo fue rodear por completo al grupo, que al verse sin salida posible simplemente sucumbieron.

Manifestantes y policías se enfrentan cerca de la Casa Blanca, en Washington (EE UU), durante las protestas tras la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la policía.
Manifestantes y policías se enfrentan cerca de la Casa Blanca, en Washington (EE UU).
SHAWN THEW / EFE

Saqueos de grupos organizados en Los Ángeles

Mientras, la ciudad de Los Ángeles adelantó el toque de queda a las seis de la tarde, previsto inicialmente a las ocho, después de que grupos organizados iniciaran saqueos de negocios mientras se celebraban protestas pacíficas por la mañana.

Tras una noche de disturbios que sembraron el caos en el centro de la ciudad y en zonas populares como las de Beverly Hills, varios manifestantes se concentraron pacíficamente en el área costera de Santa Mónica, donde al poco rato grupos violentos comenzaron a acceder por la fuerza a comercios.

Las imágenes aéreas retransmitidas por la televisión mostraban a bandas organizadas que se desplazan en coches y rompen los cristales de locales para iniciar su saqueo.

Según pudo constatar Efe, las actuaciones violentas sucedieron al tiempo que en calles cercanas cientos de manifestantes protestaban pacíficamente, con minutos de silencio en honor de George Floyd.

Bomberos tratan de extinguir las llamas en una tienda en Los Ángeles, EE UU, saqueada e incendiada durante los disturbios tras la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la Policía.
Bomberos tratan de extinguir las llamas en una tienda en Los Ángeles, saqueada e incendiada durante los disturbios.
ETIENNE LAURENT / EFE

Tres muertos

El origen de las protestas es la muerte del afroamericano George Floyd, de 40 años, en un incidente que fue grabado en video por los transeúntes y que ha generado la indignación en todo el país.

En el vídeo se ve a un agente blanco, que luego ha sido acusado de asesinato y homicidio imprudente, sometiendo a Floyd en el suelo, subido sobre él y presionándole con su rodilla en el cuello durante varios minutos sin hacer caso de sus ruegos de que no podía respirar.

"Por favor, por favor, por favor, no puedo respirar. Por favor", se escucha a Floyd decir mientras agoniza, una escena que ha generado disturbios en las grandes ciudades de Estados Unidos.

A lo largo de las noches del viernes y del sábado se registraron protestas y disturbios en una treintena de ciudades del país, que se saldaron con tres muertos y cientos de detenidos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento