Escuelas de Español de CyL reclaman prorrogar ERTES hasta diciembre y prevén su vuelta a la normalidad en marzo

El presidente de la Asociación de Escuelas de Español de Castilla y León (Aeecyl), Miguel Ángel Benito Sánchez, ha reclamado al Gobierno central que mantenga para el sector los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta finales de diciembre para que el sector pueda "sobrevivir" y advierte de que la normalidad no llegará para ellos hasta marzo del próximo año.
Estudiantes De Español En La Ciudad De Salamanca
Estudiantes De Español En La Ciudad De Salamanca
EUROPA PRESS - Archivo

"Nosotros no estamos en hibernación, estamos en congelación", ha lamentado el presidente de un colectivo que agrupa a 16 escuelas -14 de ellas en Salamanca, una en Valladolid y otra en Ávila, si bien en la Comunidad hay un total de 27 centros acreditados por Instituto Cervantes según refleja el III Plan del Español 2018-2020- y que atrae al año 45.000 estudiantes extranjeros.

Para Benito Sánchez, el turismo idiomático es "más sensible" que otros sectores en situaciones como esta. "Nos afecta todo, el parón de actividad establecido por ley, que empiecen a funcionar los vuelos, que los países de origen que son nuestros proveedores superen también la pandemia y, algo muy importante, es que se supere también el miedo", reconoce en declaraciones a Europa Press.

De ahí que el reciente anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre la apertura al turismo internacional en el mes de julio no suponga mayor novedad para la asociación. "Probablemente se abra sí, pero veremos quién viene", incide. En este punto, reconoce que siempre podrán llegar "ocho o diez" alumnos, sobre todo de Francia, muy lejos de los 1.200 que suelen tener estos meses. "Para nosotros abrir las escuelas para 10 estudiantes que para 500", matiza.

El presidente de Aeecyl señala que hay gastos fijos en instalaciones, personal docente, de limpieza, gastos de seguridad social que están "ahogando" a las empresas. "La que pueda parapetarse con financiación durante diez o doce meses podrá sobrevivir, el resto se quedarán por el camino", añade, para reclamar al Gobierno que los ERTE por fuerza mayor se amplíen, por lo menos, hasta "diciembre".

"El turismo idiomático no hace rico a nadie pero es importante para miles de familias", explica. Miguel Ángel Benito señala que todos los años cerca de 45.000 alumnos extranjeros llegan a la Comunidad. "Su media de estancia son entre tres y cuatro semanas. Además de dejar dinero en las escuelas, con la creación de empleo que eso conlleva, también lo hace en alojamiento, hostelería, patrimonio cultural, transporte y ocio de la ciudad donde estudian", aclara.

En estos momentos, el sector continúa "parado" y de él dependen cerca de 350 empleos directos y unos 2.000 indirectos solo en Salamanca. "Por eso es tan importante que se nos exonere de pagar la seguridad social de los trabajadores que estén en ERTE para salir de esta", continúa, aunque "duda" de que el Gobierno central atienda a sus reivindicaciones. "Pronto lo sabremos", espeta.

Reconoce que la interlocución con la Junta, que reconoce el "peso" de este sector para la Comunidad, es "buena y ágil" en tramitación de avales a través del ICO o de Iberaval, para advertir, finalmente, de que Castilla y León no puede dejar de ser referencia en el turismo idiomático. "El español no hace rico a nadie pero es importante para miles de familia. Es un sector que si se pierde, se pierde en favor de otras Comunidades Autónomas u otras zonas como hispanoamérica, un mercado más barato que si nos toma la delantera va a ser difícil recuperar ese terreno", concluye.

NACIONAL

El centenar de escuelas que pertenecen a la Federación de Asociaciones de escuelas de español en España (Fedele) recibió el pasado año a más de 138.000 alumnos.

El sector ve insuficientes las medidas aplicadas por el Gobierno central y realizan dos reivindicaciones claras que van en consonancia de las exigencias de las de Castilla y León, que son flexibilizar los ERTE, para poder extender su vigencia o reincorporar a los trabajadores de manera paulatina a medida que la reactivación económica lo permita, y exonerar de tributos a los centros, lo que evitaría así muchos cierres y salvaguardar un colectivo que tardará en generar el nivel de ingresos previos a la crisis.

Fedele ha creado una plataforma de centros ELE afectados por la COVID-19, que a mediados de mayo contaba ya con más de 133 escuelas de español adheridas. "Una herramienta que nos ayudará a realizar mayor presión a nuestros líderes y a la concienciación de un sector del que dependen muchas familias y, en estos momentos, está totalmente desprotegido", señalan.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento