"La gente se está infectando en menor cantidad, y eso está ayudando a que los casos sean más leves"

El médico adjunto del Servicio de Medicina Interna, en la Sección de Enfermedades Infecciosas del Hospital Carlos III, Pablo Barreiro ha señalado que, actualmente, "la gente se está infectando en menor cantidad, y eso está ayudando a que los casos sean más leves".
COVID-19 en personas vulnerables
COVID-19 en personas vulnerables
UNIR

Ha insistido en la importancia de "cumplir de la manera más perfecta posible" las medidas de prevención con el objetivo, primero, de "conseguir que no se saturen los hospitales" porque, si no, "volveríamos a tener otro tsunami" de casos.

"Otra idea interesante", ha añadido el también director del Máster Universitario en Bioética de UNIR, "es, además, infectarse en la cantidad menor de virus" y de forma "menos grave".

"Personalmente, tengo la sospecha de que la gente se está infectando en menor cantidad y de forma menos repetitiva, y eso está ayudando a que los casos sean más leves", ha dicho.

Por tanto, ha considerado que el "mensaje importante es seguir con las medidas de seguridad de la mejor manera posible" para que "se den menos casos, y no se saturen los hospitales; y, los que se den, sean más leves".

Nuevos rebrotes "ya se están produciendo" con "algunos focos de contagio comunitario en Murcia o Lérida", por ejemplo. Esto "es inevitable, porque el virus no se ha ido".

Ha reconocido que "no es fácil" seguir, de forma perfecta, las medidas de precaución y, por tanto, "es muy difícil que se evite por completo" el contagio.

"Aquí hay dos soluciones a esta pandemia", ha explicado, "una vacuna eficaz, que sería lo idea y la más eficaz; o, como las medidas de prevención son tan difíciles en un virus tan contagioso, la única salida es irlo pasando todos".

En este sentido, ha indicado que es una enfermedad "de escasa complicación general en la gente joven y no enferma, con un cuadro catarral". El problema se encuentra en el porcentaje de personas que lo desarrolla de manera mucho más grave.

Así, ha insistido en la importancia de esforzarse en las medidas de prevención "ante las personas más vulnerables". Ha citado ancianos y crónicos y ha subrayado la importancia de que la gente joven se conciencie para "no infectar a los vulnerables"; que vigile su contacto con ancianos y enfermos.

Mantener una distancia de seguridad, llevar mascarilla, evitar besos y abrazos, que las reuniones en familia sean al aire libre o en habitaciones muy ventiladas, y manteniendo la distancia con los abuelos.

Y usar mascarilla, porque es un recurso que, principalmente, "protege a los demás, y reduce la transmisión", lo cual es importante porque "cuando alguien es infectado puede transmitir siendo asintomático".

"Se empieza a transmitir antes de sentir síntomas", ha resaltado. En este sentido, la mascarilla quirúrgica "es muy eficaz" porque evita el contagio y si la lleva toda la población se vuelve "súper eficaz en la contención" del virus.

Las de FP2 y FP3 se destinarán a las personas vulnerables. "Pero", además, "nadie debería visitar a un anciano sin mascarilla", ha aseverado. Las de tela reducen el contagio "pero mucho menos", porque son "más porosas".

ESTRATEGIAS DE CARA AL OTOÑO

Barreiro ha relatado que los sanitarios están "cansados, pero descansando un poco". Ahora están haciendo "análisis de lo que ha pasado" en un momento en el que la presión asistencial es menor.

Están planificando estudios para el futuro y estrategias para el otoño, un momento en que "seguro que habrá más catarros" y cuando un paciente acuda, de inicio, no se podrá saber si es coronavirus.

"Ya no se le podrá decir a alguien esto es un catarro, necesariamente todos estarán en un protocolo", ha afirmado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento