València inyecta un millón de euros para duplicar el baldeo de calles y mantener la desinfección de contenedores

  • El baldeo de aceras se realizará cada 10 días y los cubos y papeleras se seguirán lavando con agua y lejía.
  • El Ayuntamiento retoma con la desescalada sanitaria y económica el ritmo de limpieza habitual en la ciudad.
Desinfección de un contenedor en una calle de València.
Desinfección de un contenedor en una calle de València.
Ayto. València

El Ayuntamiento de València ha decidido aumentar el presupuesto del contrato de limpieza, el más importante de la ciudad, que pasa de 75 a 76 millones de euros para hacer frente a las exigencias higiénicas de la desescalada y a la creciente demanda con el descenso del confinamiento en el marco de la pandemia de la Covid-19.

Según ha informado este jueves el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, el incremento irá destinado sobre todo a mantener la desinfección cada 48 horas de contenedores y papeleras con agua y lejía, por ser los elementos con los que está más en contacto la población, y al baldeo de las calles, que pasará de una frecuencia de 21 a 10 días, lo que equivale a duplicar este servicio.

Este millón de euros se unirá al presupuesto desviado como consecuencia de la cancelación de dispositivos especiales de limpieza de Fallas y de la Gran Fira, de modo que se reorganizará el servicio para cumplir con las necesidades de limpieza y desinfección surgidas como consecuencia de la crisis sanitaria.

El refuerzo se producirá mientras se va recuperando totalmente el ritmo y los servicios de limpieza y recogida de residuos previo a la pandemia, que incluirá aspectos como el barrido manual diario de las calles, la recogida de papel y cartón puerta a puerta en los comercios o la implantación del contenedor marrón de materia orgánica en el 30% de la ciudad que todavía no lo tiene.

“Durante todo este episodio de pandemia de la Covid en nuestra ciudad, el Servicio de Limpieza y Recogida de Residuos ha estado trabajando intensamente. Si bien es cierto que durante las fases de confinamiento más estricto se notó mucho en la limpieza de las calles y por tanto no tan era necesario mantener todos los equipos de barrido manual, ahora estamos recuperando la actividad económica”, explica Campillo.

En este sentido, cita como ejemplo las terrazas de bares y restaurantes en las calles, que obligan a ir recuperando “los equipos de barrido habitual para llegar al 100% en las próximas semanas”, ha añadido el vicealcalde, quien ha destacado la necesidad de ir adaptando y reorientando los servicios de limpieza a las diferentes fases sanitarias, de confinamiento y de actividad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento