Contaminación en Madrid
El cielo de Madrid con su característica boina de polución. (EFE)

La Rioja, Murcia, Andalucía y Canarias son las comunidades autónomas en las que más aumentaron las emisiones de gases de efecto invernadero durante 2007, respecto a 1990, mientras que las de menor crecimiento han sido Asturias, Castilla y León, Galicia y Aragón.

Las emisiones de CO2 en España aumentaron el 52,3% en 2007

Las emisiones de CO2 en España aumentaron el 52,3% el año pasado, según los datos del informe de emisiones de gases de efecto invernadero 2007 elaborado por Comisiones Obreras (CC OO) y presentado en rueda de prensa por el coordinador de la Secretaría Confederal de Medio Ambiente, Fernando Rodrigo, y el director de la edición española de la revista World Watch, José Santamarta.

Las comunidades que más aumentaron sus emisiones fueron La Rioja (128,3%), Murcia (98,9), Canarias (95,2), Andalucía (85,3) y la Comunidad Valenciana (84,9); las que han registrado un menor incremento son Asturias (21,4%), Castilla y León (23,8), Galicia (25,1) y Aragón (41,3).

Las peores, las centrales termoeléctricas

De acuerdo al documento, sólo 120 instalaciones industriales han emitido en 2007 casi el 40% de los gases de efecto invernadero en España, y alrededor de la mitad de ellos fueron provocados por centrales termoeléctricas de carbón, ya que el sector eléctrico es el más contaminante desde el punto de vista de las emisiones, y en el que se pueden conseguir las mayores reducciones de CO2, según CC OO.

No obstante, excluidas las centrales térmicas y las refinerías (industrias incluidas en el Plan Nacional de Asignación) las comunidades más contaminantes fueron Aragón, Asturias, Extremadura, las dos Castillas, Galicia, Euskadi y La Rioja, a causa de sectores tales como el transporte, la vivienda, los servicios o el turismo.

Durante la rueda de prensa se insistió en que el Gobierno por sí solo no es capaz de reducir unas emisiones que triplican lo comprometido en el Protocolo de Kioto, ya que gran parte de los gases que se emiten en España son responsabilidad directa de las administraciones autonómicas, las empresas y la ciudadanía.