George W. Bush
George W. Bush, este miércoles en los jardines de la Casa Blanca. (Larry Downing / Reuters). Larry Downing / Reuters

"Mientras los americanos votaron enérgicamente a su nuevo presidente, aquí hay un serio recordatorio: desde este jueves, George W. Bush tiene todavía 77 días antes de dejar la Casa Blanca y no perderá ni un minuto".

Así de contundente empieza el editorial de la edición de este jueves de The New York Times, periódico declarado demócrata y que llegó a apoyar en su momento a Hillary Clinton antes que a Barack Obama, que recuerda que el todavía presidente de EE UU tiene tiempo suficiente para seguir dejando huella antes de que Obama jure su nuevo cargo el próximo 20 de enero. El título del editorial es claro: "Tan poco tiempo, cuánto daño".

Pueden pasar meses, incluso años, hasta que el nuevo presidente rectifique todo el daño hecho

El diario neoyorquino afirma que "muchos presidentes esperan al último momento para dejar aún más su sello político" y recuerda que Bush todavía tiene pendientes el cambio de ciertas regulaciones sobre el medio ambiente o sobre la ley del aborto. "Tememos que puedan pasar meses, incluso años, hasta que el nuevo presidente identifique y rectifique todo el daño" que pueda hacer Bush, señala el periódico.

En relación a los derechos civiles, The New York Times recuerda que la Administración Bush quiere aprobar una norma según la cual el FBI podrá utilizar diversas técnicas de investigación que pueden violar la intimidad y privacidad de los americanos. El diario afirma que pueden usarse técnicas anticonstitucionales. "George Orwell no podría haberlo previsto mejor", afirma el editorial.

Bush quiere desmantelar las leyes medioambientales de Bill Clinton

Sobre el medio ambiente, "Bush quiere desmantelar las leyes medioambientales de Bill Clinton por otras que hagan felices a sus amigos de la industria (...) y todo con la oposición de grupos ecologistas y varios miembros valientes del Congreso".

Y de la reforma de la ley del aborto, se espera que en las próximas semanas haya una nueva regulación que pondrá más límites a las mujeres en su derecho a abortar e, incluso, en su acceso a los anticonceptivos.

Guantánamo

Para Obama, dejará pendiente el cierre de la prisión de Guantánamo (Cuba), "el símbolo más vergonzoso del desdén de la Administración Bush respecto a la ley". El diario recuerda que Bush dijo en su momento que la prisión debería ser cerrada pero todo parece indicar que será un asunto que dejará en manos del nuevo presidente.

Queda por último, la crisis económica. Con la cumbre del 15 de noviembre en Washington pendiente, Bush todavía podría realizar alguna iniciativa que podría perjudicar a Obama.