Los Bush y los Obama
Los Bush han telefoneado varias veces a los Obama (AGENCIAS). AGENCIAS

"Usted está a punto de embarcarse en uno de los grandes viajes de esta vida. Enhorabuena y disfrútelo". Así de cercano se mostró el presidente de Estados Unidos, George Bush, con su futuro sucesor, el presidente electo Barack Obama, durante una llamada telefónica tras la victoria del demócrata en las elecciones.

La Casa Blanca, "un lugar maravilloso para vivir en familia"
El clima de cordialidad y cercanía impera: el propio John McCain, rival derrotado de Obama, se deshizo en halagos hacia el futuro presidente

Pero, además del presidente y el candidato republicano, también la primera dama ha tenido un gesto hacia los Obama. Así, Laura Bush telefoneó a la futura primera dama, Michelle Obama, para felicitarle, invitarle a la que será en breve su residencia y asegurarle que disfrutarán allí, que es "un lugar maravilloso para vivir en familia".

Cambio de vestuario

La atención de los medios se centra ahora precisamente en Michelle Obama y su vestuario, que la convirtió en la mujer mejor vestida de 2008 según la revista Vanity Fair.

Una llevaba perlas falsas y la otra se gastó 150.000 dólares
No en vano, el vestuario cobró especial importancia durante la campaña electoral: mientras ella lucía vistosas perlas falsas, un claro mensaje de vinculación a la clase media según los expertos, la candidata a la vicepresidencia Sarah Palin pasó a gastar 150.000 dólares sólo en vestuario, lo que le valió las críticas de muchos correligionarios.

La futura primera dama ha incorporado a su vestuario diseños de creadores hispanos, como hizo en la jornada electoral del 4 de noviembre, en la que lució un modelo del cubano Narciso Rodríguez.