Cierra el hospital de Ifema: “Lo más duro ha sido ver morir a pacientes sin poder hacer nada”

  • El hospital de campaña contra la Covid-19 cierra mañana sus puertas tras haber curado a más de 3.750 pacientes.
  • Las canalizaciones, no obstante, se quedarán unas semanas por si hay que reabrir: "Podemos hacerlo en 24 horas".
  • FOTOGALERÍA: Los últimos de Ifema.
El pabellón 9 es el único que queda operativo en Ifema con apenas 30 pacientes.
El pabellón 9 es el único que queda operativo en Ifema con apenas 30 pacientes.
Jorge Paris
El pabellón 9 es el único que queda operativo en Ifema con apenas 30 pacientes.
Jorge Paris

Los periódicos que dan en la entrada de Ifema anuncian el principio del fin del confinamiento al que la población está sometida desde el pasado 15 de marzo. En el mostrador del hall, un dibujo sobresale entre los demás. "Juntos venceremos" es el mensaje que brota encima de un arcoíris. No lleva firma. Tampoco otro que recoge en una frase el espíritu del hospital de campaña más grande de Europa: "No sé quién eres, pero mejórate pronto". Objetivo cumplido.

Lo que hace un mes era un triste bulevar en el que se palpaba la desesperación y el miedo, se ha convertido en un paseo con infinidad de carteles que lucen mensajes positivos. También está allí la única terraza en España que sigue abierta y varias food trucks que han estado alimentando gratis a todos los que han formado parte del hospital. "Esta furgoneta estaba aquí por defecto y cuando cerraron el bar, nos ofrecimos voluntarios para venir y ayudar", cuentan Alberto y Mati, dos trabajadores de La Campana, un restaurante situado en la Plaza Mayor que tiene esta sede en Ifema.

El viernes será el último día para ellos y para todos los sanitarios, los bomberos y los militares que han pasado por allí desde el 21 de marzo. Después de 41 días, este viernes el hospital echa el cierre tras dar más de 3.750 altas, lo que supone que el 98% de pacientes que han pernoctado en Ifema durante este tiempo han vencido al coronavirus.

"Adiós, guapo, cuando pase por Colmenar te hago una visita", le lanza una de las enfermeras del pabellón 9 a un compañero que ha venido a despedirse. Este es el último que queda operativo tras los sucesivos cierres del 5, que fue el primero en recibir a gente, y del 7. Apenas quedan ya 30 enfermos: dos en cuidados intensivos y el resto, en observación. La mayoría volverán a casa entre hoy y mañana y el resto serán derivados a otros hospitales.

"Parece que fue ayer cuando llegamos", recuerda Jesús Vázquez, gerente adjunto asistencial de Atención Primaria del SERMAS, que añade que el primer día "había más de 3.000 personas pendientes de una cama en Madrid". Ahora eso es pasado, aunque sí alerta de que el cierre no será total por si hay un rebrote del virus. "Todas las canalizaciones y la logística van a quedar preparadas de manera que en 24 o 48 horas el hospital pueda estar disponible de nuevo", apunta.

Sí quedará abierto durante un período de tiempo todavía indeterminado el pabellón 10, que ejerce como almacén de recepción del material sanitario comprado y donado estas semanas. Manuel Carmona, responsable del espacio, cuenta que hasta que haya una nueva ubicación se seguirá usando para enviar lo recibido a más de 100 centros sanitarios de la región.

Quizá alguna de esas batas o mascarillas vuelvan a llegar a Marta o a Sandra, trabajadoras sociales que se han encargado durante su estancia en Ifema de gestionar las altas de los pacientes en una difícil situación social. O a Loreto Carmona, una reumatóloga e investigadora que, tras 20 años sin tratar con pacientes de forma directa, se plantó en el hospital de campaña el primer día. Le encomendaron la tarea de informar a los familiares la situación de los pacientes y viceversa. Si los enfermos no tenían móvil, se lo compraban. Y si no tenían con quien hablar, ella les escuchaba.

Y es que, otra de las tareas fundamentales que se ha cumplido en Ifema ha sido la de acompañar, como recuerda Susana, otra enfermera que explica lo duro que ha sido ver morir a pacientes que llevaban viendo desde hace 15 o 20 años: "Ha habido momentos muy difíciles, pero ahora sabemos que tenemos uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo". Ese sistema, dice, deberá ahora reordenarse y volver a la normalidad con el fin de que esta pandemia parezca un mal sueño de la que todos han aprendido mucho y a la que esperan no tener que volver a enfrentarse con esta virulencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento