Dentro del Hospital de Ifema: "Es como si ocurrieran dos 11-M al día"

  • El Hospital de Ifema, que empezó a hacerse realidad el 21 de marzo, ya es el más grande de Madrid.
  • ​Cuenta con cerca de 1.500 camas, pero podría llegar hasta las 5.500.
  • ​Allí trabajan más de 900 sanitarios que han dado 700 altas en estos días.
  • FOTOGALERÍA: Así es por dentro el hospital de Ifema
Imagen de uno de los dos pabellones de Ifema que actúan como hospital.
Imagen de uno de los dos pabellones de Ifema que actúan como hospital.
Jorge París | Jorge Paris
Así es IFEMA por dentro.
JORGE PARÍS

Las banderas a media asta resaltan en el número 5 de la avenida del Partenón. Madrid está de luto por los caídos por coronavirus. Eso sí, Ifema, a donde dan entrada estas enseñas, es un lugar para la esperanza: en apenas diez días se ha convertido en el mayor hospital de la región. Con todos sus ambientes. En el largo pasillo que une los diferentes pabellones la escena es de película. Un hilo musical similar al de un centro comercial abandonado pone ritmo a una zona semivacía. Tan solo unos sanitarios y unos bomberos, que respetan escrupulosamente la distancia de seguridad, comen los bocadillos gratuitos que varias empresas les suministran diariamente. Tras ellos, un cartel que, en inglés, resalta el lema: “Eres Ifema pero todavía no lo sabes”. Quizás ellos sí lo sepan ya.

Al fondo del pasillo está Fernando Prados, coordinador general del hospital. Trabajaba en el Ayuntamiento cuando, el 15 de marzo, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero (PP), le llamó para incorporarse a la mesa de expertos que ideaba la medicalización de los hoteles. El sábado siguiente, Escudero le encomendó otra misión: la de montar en el recinto ferial un hospital de campaña. “El que ahora es el más grande de Madrid”, señala. Y lo consiguió.

Pese a que por el recinto hay decenas de cajas de fruta como si estuviera teniendo lugar Fruit Attraction, Ifema ya no celebra ferias. Ahora allí se salvan vidas. En la actualidad hay alrededor de "mil y pico" pacientes. “Me llegan 250 cada día y ya hemos dado 700 altas”. Son números que le enorgullecen pero que no le presionan. Ya ha estado antes en misiones humanitarias en Haití, Pakistán o Filipinas. También en el 11-M. "Ahí nos dimos cuenta de la capacidad de Ifema", recuerda.

Cuando ocurrió el peor atentado terrorista perpetrado en Europa (191 muertes), el recinto ferial desempeñó un papel de morgue que hoy llevan a cabo elPalacio de Hielo y la inacabada Ciudad de la Justicia. "Los trajeron a todos aquí e hicieron aquí el reconocimiento".

La diferencia, eso sí, es que "ahora ocurren dos 11-M" cada día". Además, no se sabe hasta cuándo, por eso Prados opta por la cautela. Asegura que las cifras de contagios "han mejorado" pero no se atreve a dar la fecha en la que Ifema volverá a la normalidad. “Mejor no pensarlo”, justifica. Mientras tanto, tampoco descarta usar nuevos pabellones (ahora están activos el 7 y el 9). El pasado miércoles pusieron 16 camas de UCI en uno de ellos. “Para eso vinimos aquí, donde podemos llegar a las 5.500 camas". Y eso que al empezar tenían apenas 200.

De aquella primera vez entiende las críticas. "No hemos esperado a que el hospital estuviese terminado para meter a los pacientes, sino que hemos compatibilizado los trabajos", declara. Enmarca así las quejas "de algunos" sanitarios en esas prisas y las da por solucionadas. Eso sí, parece que no todas. No las de Mercedes, una auxiliar de enfermería que trabaja allí. “Faltan informáticos, lo hacemos todo a mano", expone a 20minutos.

"Los pacientes no lo notan", se vuelve a justificar Prados. Y Silvia le da la razón. Ha estado ingresada cuatro días y sale "verdaderamente agradecida" en el taxi que le acercará gratis a casa. “Todos tenemos que arrimar el hombro, también nosotros", añade Juanma, el taxista.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento