Los colegios de Infantil y Primaria de la zona 1 de Zaragoza (Actur y Arrabal) están a tope de alumnos y ninguno tiene hueco para habilitar aulas extra que permita descongestionar las clases. La mayoría de los 15 centros de la zona superan el máximo de 25 alumnos en alguna de sus clases y llegan a registrar hasta 28 escolares por aula.

«Los centros se han quedado pequeños y para abrir aulas hay que quitar bibliotecas u otros servicios», señalan fuentes sindicales, que coinciden con los docentes en que ningún curso se habían apurado tanto las ratios como este año. El problema, de momento, no se ha extendido al resto de la ciudad.

Los alumnos con necesidades especiales van a la pública

Los colegios del Actur y Arrabal atienden a casi 10.000 escolares, casi el 20% de los 54.397 alumnos de Infantil y Primaria matriculados en Zaragoza hasta el 2 de octubre, según datos facilitados por la comisión de garantías.

Los problemas de saturación se registran fundamentalmente en las aulas de segundo de Primaria, donde a la matrícula ordinaria se suman los alumnos que repiten curso y los que se matriculan en los colegios fuera de plazo.

Al menos una decena de centros de la zona tienen en las aulas de este curso más alumnos del máximo fijado por Educación.

Casi 14 niños más al día

Entre el 26 de agosto y el 2 de octubre se han incorporado a las aulas zaragozanas 501 alumnos fuera de plazo, lo que da una media de casi 14 escolares extra cada día, según la comisión de garantías.

En total, desde que se cerró el proceso de admisión en junio han llegado 1.473 chicos extra a los colegios.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZARAGOZA