Unas baterías antiaéreas en Natanz
Unas baterías antiaéreas que protegen el perímetro de la fábrica de enriquecimiento de uranio en Natanz. (WIKIMEDIA COMMONS) WIKIMEDIA COMMONS

Las fuerzas de seguridad iraníes interceptaron a dos ´palomas espías´ en Natanz , no lejos de la fábrica de enriquecimiento de uranio del país.

Una de las aves, que llevaba un anillo metálico en sus patas e hilos prácticamente invisibles, fue atrapada cerca de una fábrica de producción de agua de rosas en la ciudad de Kashan, situada a unas decenas de kilómetros de la central nuclear.

Este mismo mes, otra paloma negra fue capturada

Este mismo mes, otra paloma negra fue capturada con idénticos dispositivos en su cuerpo.

No es la primera vez que Irán acusa a animales de colaborar con sus enemigos, ya que el año pasado detuvieron a 14 ardillas espías.