La inmigración laboral, necesaria contra el envejecimiento de la población española

Una mujer inmigrante trabajando en una tienda.
Una mujer inmigrante trabajando en una tienda.
20MINUTOS.ES

Los inmigrantes laborales son el recurso indispensable a medio y largo plazo para hacer frente al envejecimiento de la sociedad española y solucionar el desequilibrio entre población activa y jubilada que aumentará en los próximos años. Esa es la principal conclusión de un informe presentado por el Grupo Empresa e Inmigración en el Ministerio de Trabajo e Inmigración, que recientemente redujo un 35% el catálogo de profesiones para inmigrantes y prohibió algunas contrataciones en origen.

Los empresarios miembros de esta asociación exigen un pacto de Estado sobre Inmigración, así como que se informe de que "España seguirá necesitando nuevos inmigrantes laborales a pesar de la crisis económica". En opinión de los autores del informe, "la inmigración es una oportunidad y no un problema".

"Es necesario un pacto nacional sobre inmigración que contemple los flujos migratorios teniendo en cuenta la evolución demográfica y las necesidades del mercado laboral, así como la integración de los extranjeros como ciudadanos y no como trabajadores invitados", ha resaltado el director general de la Fundación Empresa e Inmigración, Francisco Abad.

Una oportunidad, no un problema

En su opinión, este es "un buen momento" para acordar un marco más estable sobre la inmigración porque la actual situación económica ha provocado un descenso del crecimiento de la productividad y de la llegada de inmigrantes a España que permite planificar con "más sosiego" un modelo de gestión del fenómeno migratorio. El demógrafo y vicepresidente de la Fundación Instituto de la Empresa, Rafael Pujol, ha recordado que el 17% de la población actual tiene más de 65 años y las previsiones revelan una

población muy envejecida formada por las numerosas generaciones del
baby boom (14 millones de españoles) que entrarán en la edad de jubilación desequilibrando la tasa de población activa y retirada.

Según explica Pujol, esto va a provocar unos costes altísimos y unos años (en torno al 2020) "muy problemáticos" que sólo podrán ser sufragados con la incorporación de extranjeros en el mercado laboral, ya que la tasa de natalidad en España se mantiene en 1,5 hijos por mujer.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento