El resultado del aislamiento: Las aguas de Venecia cristalinas, un delfín en Cagliari y patos en las fuentes de Roma

Aguas limpias en Venecia por el aislamiento.
Aguas limpias en Venecia por el aislamiento.
GTRES

El brote por coronavirus que acechó Europa, empezando por Italia, ahora sigue su expansión por España, donde las medidas de prevención y contención de la pandemia se han hecho más fuertes con la declaración del estado de emergencia el pasado 14 de marzo.

Estas medidas, que se resumen en el estricto confinamiento de todos los ciudadanos (salvo excepciones obligatorias como, por ejemplo, trabajo o compras de primera necesidad) se hicieron primero en Italia. 

En este país, el aislamiento de la población en sus casas estaba establecido hasta el próximo 25 de marzo. Sin embargo, este jueves la medida se ha prolongado hasta, por lo menos, el 3 de abril, ya que no se ha conseguido frenar la expansión del virus. 

Una de las consecuencias positivas que ha tenido, tanto para Italia como para el resto de Europa, estas medidas de contención ha sido la disminución de los niveles de contaminación. 

Aguas completamente limpias en Venecia.
Aguas completamente limpias en Venecia.
GTRES

De este modo, se están difundiendo las imágenes de las aguas de Venecia completamente limpias y cristalinas, una imagen inusual en el día a día de la ciudad.

Imagen de Venecia, Italia.
Imagen de Venecia, Italia.
GTRES
Las aguas cristalinas en Venecia.
Las aguas cristalinas en Venecia.
GTRES

Delfín en Cagliari 

Este periodo de aislamiento ha hecho además observar algunos cambios en la naturaleza que va ampliando sus espacios. Es lo que ha sucedido en el puerto de Cagliari, en Cerdeña, donde siempre hay un abundante número de embarcaciones. 

Este jueves se difundían por las redes sociales las imágenes de un delfín en el canal de Cagliari. También se han hecho virales las imágenes de varios patos en las fuentes de Roma, normalmente, acechadas por los turistas. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento