8M: Las diferencias entre feminismo liberal y feminismo radical: las materias sociales en las que discrepan

Una mujer con el gesto del feminismo este viernes en Bilbao durante la manifestación que ha recorrido las calles de la capital vizcaína convocada por sindicatos y organizaciones feministas con motivo del Día Internacional de la Mujer.
Feminismo.
EFE / LUIS TEJIDO

El feminismo está definido como un movimiento social que trata de conseguir el reconocimiento de los derechos que han estado ligados a los hombres. Como en todos los movimientos, siempre surgen distintas corrientes que diferencian las características de una misma lucha social.

Así, aunque siempre ha existido la lucha de las mujeres por conseguir la igualdad de derechos, el nacimiento del feminismo se data durante la Revolución Francesa. Posteriormente, se da una segunda ola del feminismo con la aparición de las primeras sufragistas a comienzos del siglo XX. Basándose en los principios de esta segunda ola, nace una tercera que comenzó en la década de 1990.

El feminismo liberal y el feminismo radical

El feminismo radical es una corriente feminista que determina que el problema de desigualdad de las mujeres está enfocada en el patriarcado. El término radical hace referencia a la "raíz" del problema. 

Por su parte, la corriente del feminismo liberal se centra en la idea de que las mujeres, de forma individual y a través de sus propias acciones, son capaces de conseguir y mantener su igualdad. 

Así, el feminismo radical nace como respuesta al feminismo liberal. En la web de Psicología Online, una de las diferencias entre ambas corrientes es el objetivo. Mientras que el feminismo radical trata de acabar con el problema d raíz, el feminismo liberal trata de modificar el problema a través de la sociedad ya existente. 

En cuanto al ámbito político, el feminismo liberal "se ocupa de cuestiones con una determinación más política, como la posición de la mujer en el mundo laboral", mientras que el feminismo radical apunta a que las leyes actuales siguen siendo insuficientes en cuanto a la disminución de la opresión hacia la mujer. 

Por último, el feminismo liberal considera que el hombre es una víctima más del sistema, lo contrario que el feminismo radical que pone el foco en que el sistema del que forman parte es un sistema de dominación por parte del hombre.

El feminismo radical y liberal en cuestiones sociales

Estas diferencias entre feminismo radical y el feminismo liberal se aplican a diferentes cuestiones sociales como en el caso de la prostitución, la pornografía o la gestación subrogada, donde la mujer toma un papel protagonista. 

La diferenciación entre ambas corrientes es muy clara: el feminismo liberal cree que estas materias sociales deberían ser regularizadas para que cada una decida qué quiere hacer libremente. 

Por su parte, el feminismo radical aboga por la abolición de estas tres cuestiones y de todas aquellas que signifiquen una cosificación de la mujer, ya que creen que las mujeres que deciden dedicarse, por ejemplo, a la prostitución no lo hacen por decisión propia sino por coacciones como el dinero o la necesidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento