Materno reduce el nivel de ruido con 'horas de la calma' para mejorar neurodesarrollo de prematuros ingresados

La Unidad de Neonatología del Hospital Materno Infantil, centro dependiente del Hospital Regional Universitario de Málaga, ha implantado un sistema de 'horas de la calma' repartidos en cuatro momentos del día con el objetivo de reducir el nivel de ruido para mejorar el desarrollo cognitivo de los recién nacidos ingresados. Desde su puesta en marcha el pasado mes de enero el nivel de sonido se ha reducido en más de cuatro decibelios.
Nota Y Fotos Neonatología
Nota Y Fotos Neonatología
JUNTA DE ANDALUCÍA

El proyecto, pionero en Andalucía e importado tras los buenos resultados obtenidos en estudios de unidades de cuidados neonatales de Canadá, EEUU, Brasil y Reino Unido, se implantó, en primer lugar, en la unidad de cuidados intensivos de Neonatología del centro y, con posterioridad, se ha puesto en marcha en la de cuidados intermedios.

El supervisor de la unidad, Javier de la Morena, ha explicado que la idea surgió como consecuencia del análisis de los estímulos lumínicos y sonoros a los que están expuestos estos recién nacidos, muchos de ellos prematuros.

"Las unidades de cuidados intensivos neonatales, comparadas con el útero materno, representan un ambiente hostil. Los recién nacidos prematuros tienen que desarrollarse en un entorno extrauterino en un periodo en el que su cerebro se encuentra en pleno proceso de organización, esto significa que es un periodo sumamente activo y muy vulnerable", ha explicado.

Por este motivo, los profesionales de este Servicio han decidido implantar un proyecto para la transformación de la Unidad para que la actividad gire en torno a la atención basada en los Cuidados Centrados en el Desarrollo y la Familia (CCDy F), un modelo de asistencia al recién nacido y su familia que, a través de diferentes intervenciones, trata de reducir el estrés y el dolor asociado a los continuos procedimientos y manipulaciones a los que es sometido durante el ingreso, que en ocasiones puede llegar a ser de hasta 6 meses en los prematuros extremos.

Por ello, la Unidad ha decidido comenzar por la reducción de ruidos en el ambiente de ingreso. En primer lugar, se ha realizado un estudio previo identificando mediante un sonómetro los momentos más ruidosos, por lo que se decidió implantar cuatro horas de reducción de ruido: de 09.30 horas a 10.30, de 13.00 horas a 14.00, de 19.00 horas a 20.00 y de 01.00 horas a 02.00.

La disminución de los niveles de presión sonora ha sido de hasta cuatro decibelios, lo que corresponde a casi un 150 por ciento menos de sensación de ruido, han informado desde la Junta a través de un comunicado.

Durante las horas del 'Quiet Time' (término con el que se comenzó a describir esta medida en los estudios internacionales y que por este motivo se ha adaptado a la Unidad) o la 'hora de la calma', tanto los profesionales como las familias evitan hablar y, de hacerlo, lo hacen de forma mínima.

"También reducimos el volumen de las alarmas y procuramos evitar cualquier actividad con los pacientes que no sea urgente; tampoco se realizan exploraciones ni pruebas durante estas horas. El efecto de esta medida perdura más allá de estos periodos, ya que nos acostumbramos al silencio", ha detallado De la Morena.

En este sentido, el pediatra de la unidad Nicholas Bello ha señalado que múltiples estudios han demostrado que menores niveles de presión sonora se relacionan con un mejor patrón del sueño, mejor desarrollo del lenguaje y habilidades sensoriales, consiguiendo unos mejores resultados a nivel neurológico a medio y largo plazo.

"Se trata de una medida eficaz para disminuir los niveles de presión sonora en las UCI neonatales, no solamente en las horas designadas, sino globalmente, lo cual, en última instancia, es el objetivo final", ha incidido.

Los CCD y F se centran en tres ejes: intervenciones dirigidas a optimizar el macroambiente (luz y ruido), el microambiente (dolor, posicionamiento, estrés y manipulaciones) y la participación de la familia.

Para su implantación total, la unidad del Hospital Materno Infantil ha formado un grupo de trabajo multidisciplinar de 43 profesionales formados en el Hospital 12 de Octubre de Madrid, hospital pionero en la implantación de los CCD yF, en el que participan neonatólogos, enfermeras y técnicos de cuidados de enfermería, que están trabajando en la consecución de los retos para implantar de forma definitiva esta nueva filosofía de trabajo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento