Escrivá asume la propuesta de Podemos y promete un renta mínima

  • Así lo ha expresado el ministro de Seguridad Social en su comparecencia en el Congreso.
El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, en el Congreso.
El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, en el Congreso.
EFE

En el corto plazo. Así se maneja el Gobierno para aprobar una de las normas más esperadas y anunciadas de la legislatura: la reforma de las pensiones. Quiere hacerlo a lo largo de este año, previo "consenso" con todos los grupos parlamentarios y atendiendo a las recomendaciones del Pacto de Toledo. Es una previsión anunciada este jueves en el Congreso por el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, que compareció en Comisión.

Además, el ministro se ha sumado a una propuesta de Unidas Podemos que también quiere llevar adelante. "Estamos empezando a diseñar el ingreso mínimo vital, lo traeremos aquí cuando lo tengamos más hecho, lo mejoraremos entre todos. Tenemos claros los principios que lo tiene que inspirar: tiene que ser flexible y eficaz", comentó. Consistirá en una prestación de la Seguridad Social al que luego las comunidades autónomas "podrán añadir complementos".

El titular, por otro lado, rediseñará el complemento de maternidad de las pensiones de entre el 5% y el 15% que cobran las mujeres que han tenido dos o más hijos. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictaminó el pasado mes de diciembre que el complemento de pensión que se concede en España a las madres beneficiarias de una pensión de invalidez que tengan dos o más hijos debía reconocerse también a los padres que se encuentren en una situación idéntica.

"Hay que garantizar la suficiencia y sostenibilidad de las pensiones y eliminar la incertidumbre. Que los pensionistas vuelvan a confiar en el sistema", dijo en el momento de explicar las líneas maestras de su cartera para los próximos cuatro años. Pero al mismo tiempo se mostró cauto: la semana que viene comparecerá ante el Pacto de Toledo y ahí será más claro. "Es el Pacto el que tiene que hacer las recomendaciones al Gobierno", sostuvo. Con la reforma las subidas del 0,25% aprobadas en su momento por el Ejecutivo de Mariano Rajoy quedarán suprimidas.

Escrivá, por otro lado, huyó de cualquier alarmismo. "La Seguridad Social es solvente", dijo en un tono rotundo, antes de considerar que España tiene un sistema "sólido" y ese es "un buen punto de partida". El gasto en pensiones va a aumentar "pero desde un punto de vista que se pueda gestionar bien", prosiguió el ministro. "El Pacto de Toledo es el marco en el que hay que moverse", reiteró.

Por otra parte, el ministro comentó que existe una palanca "muy importante" que todavía no se ha explotado, que es la de dar incentivos positivos para que la edad efectiva de jubilación se acerque a la edad real. "Existen instrumentos de la Seguridad Social para propiciar de forma voluntaria jubilaciones más largas que no se están utilizando o que incluso no son conocidos", recalcó ante la Comisión.

El titular de Seguridad Social esgrimió también que trabajando sobre estos incentivos positivos para abordar el problema de medio plazo del sistema se pueden dar resultados tangibles para que se visualice como "algo reconducible y manejable". "Esto es lo realista", concluyó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento