Barcelona pedirá declarar su litoral zona catastrófica por el Gloria tras unos daños en la ciudad que ascienden a 24 millones

Varios contenedores caídos el paseo marítimo de Barcelona, donde la borrasca 'Gloria' ha dejado fuertes rachas de viento y lluvia, a 21 de enero de 2020.
Varios contenedores caídos por el Gloria en el paseo marítimo de Barcelona.
David Zorrakino - Europa Press

El Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado este jueves pedir al Gobierno declarar su litoral zona catastrófica por el Gloria, el mismo día que ha anunciado que ha valorado el total de daños que el temporal causó en la ciudad en 23,6 millones de euros, el doble de lo que se había calculado inicialmente. 

La teniente de alcalde de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad, Janet Sanz, ha explicado que "el Estado tiene hasta finales de año para decidir qué aportaciones hará" y que "se debe hacer responsable mayoritariamente de la financiación, pero se tiene que ver si ya había daños previos al temporal y este los ha agravado". "Nos han trasladado desde el Gobierno que pagarán rápido, y esperamos que la parte más amplia posible", ha apuntado.

Por otro lado, ha señalado que ya han empezado las obras para reparar el muro de protección del Port Fòrum, especialmente dañado por la borrasca, unos trabajos que costarán 4,6 millones de euros.

Además, ha contado que se ha aprobado una dotación presupuestaria urgente de 1,2 millones de euros para recomponer las playas, algo que se empezará a hacer a partir de la semana que viene. Este importe se destinará a actuaciones en el cableado eléctrico, los locales del frente marítimo o la señalización, entre otras.

Por su parte, el concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Eloi Badia, ha apuntado que "las playas han recuperado casi dos tercios de la arena que perdieron". Si tras el temporal la pérdida media era del 30%, el 31 de enero se situó en el 10%. Las playas más afectadas son las de Nova Icària y la Nova Mar Bella (ambas con un 20%), seguidas de las de Bogatell y la Mar Bella (13%).

Pese a la recuperación de arena, mayor que la esperada, ha señalado Badia, se pedirá una reposición, "porque la última fue en 2010 y antes del Gloria ya se había ido perdiendo de forma natural".

A la espera de esta aportación, se trasladará arena de donde hay más a donde hay menos, con una primera actuación en marzo y otra en mayo o junio. No obstante, ha dicho, "seguramente las playas no tendrán la misma superficie" la próxima temporada de baño, aunqué sí contarán con todos los servicios habituales.

El concejal, asimismo, ha contado que del 31 de enero al 4 de febrero se inspeccionaron los diques sumergidos, los espigones y la zona de Baños del Fòrum con robots submarinos y que los desperfectos más graves y de actuación prioritaria se detectaron en la zona de la duna de la Mar Bella y los diapasones de la Mar Bella y Bogatell.

En cuanto al arbolado, Badia ha informado de que la pérdida de árboles por el Gloria es la mayor de los últimos 20 años y de que se ha valorado en cinco millones de euros.

882 cayeron o se tuvieron que talar, el 0,03% de los que había en la ciudad. Asimismo, 146 árboles tuvieron afectaciones de hasta un 30% en su copa por ramas rotas.

Los distritos con más daños en el arbolado fueron Sants-Montjuïc y Sant Martí y los parques y jardines de Montjuïc son los que concentraron más incidencias en cuanto a árboles caídos e infraestructuras dañadas.

Según datos que ha facilitado el Consistorio, el martes 21 de enero fue el día más intenso de la borrasca Gloria en la ccapital catalana, con vientos de 11 kilómetros por hora en la bocana del puerto y de entre 70 y 90 kilómetros por hora dentro de la ciudad.

Se registraron olas de cinco y seis metros con puntas máximas que "con toda probabilidad" superaron los nueve y 10, lo que constituyó un récord, pues la más grande que se conocía antes del temporal desde 1958, cuando se empezaron a realizar registros, era una de 4,8 metros que se pudo ver el 26 de diciembre de 2008.

En la década de los 60, ha apuntado Sanz, el periodo de retorno de borrascas de este calibre era de entre 40 y 60 años, mientras que actualmente este puede ser de solo 10 o 15 años. Por este motivo, ha afirmado, "el subsuelo debe pasar a ser un espacio muy relevante en la planificación urbanística y se tiene que pensar más en el drenaje en cada remodelación urbana".

Daños de tres millones en los espacios que gestiona el AMB

El Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) cifra en casi tres millones de euros los daños derivados del temporal Gloria sobre los servicios públicos, las infraestructuras y los espacios que gestiona

El coste de los desperfectos en el río Llobregat llega a 1.148.300 euros; en las playas metropolitanas, a 607.633, y en la red de parques metropolitanos, a 450.586. Los daños registrados en las instalaciones del ciclo del agua se han valorado en 483.900 euros, y el resto del importe corresponde a las rondas de Barcelona (230.000 euros).

Refuerzo del dique del Port Olímpic en otoño

En otoño empezarán las obras de refuerzo del dique de protección del Port Olímpic, para solucionar el rebase de agua durante los temporales, como ya ocurrió durante la borrasca Gloria. El Ayuntamiento ha informado tras la primera reunión de seguimiento de la zona, que gestiona desde finales de 2019, de que las obras durarán 18 meses y tendrán una inversión de 10,6 millones de euros. 

En 2021 también se reforzará el dique de la Escola de Vela, lo que costará 520.000 euros y se construirá un nuevo acceso para peatones al puerto (3,3 millones).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento