Forcadell sale de prisión para hacer voluntariado y cuidar a su madre 

Carme Forcadell dentro del coche en el que ha salido de la prisión de Mas d'Enric.
Carme Forcadell dentro del coche en el que ha salido de la prisión de Mas d'Enric.
ACN

La expresidenta del Parlament Carme Forcadell ha salido este lunes por la mañana de la prisión de Mas d'Enric de El Catllar (Tarragona) para llevar a cabo labores de voluntariado y cuidar a su madre, de edad avanzada. 

El pasado 12 de febrero, la junta de tratamiento de Mas d'Enric acordó permitir a Forcadell salir de la cárcel varios días a la semana para realizar estas actividades mediante la aplicación del artículo 100.2 del reglamento penitenciario

En concreto, el plan de salidas previsto por la junta de tratamiento permite a Forcadell abandonar la prisión un total de tres días entre semana, a razón de nueve horas diarias, incluido el desplazamiento de ida y vuelta al centro penitenciario. 

La expresidenta del Parlament y de la ANC, condenada a once años y medio de cárcel por el Tribunal Supremo, ha logrado beneficiarse del 100.2 tras entregar la documentación pertinente al centro penitenciario que acredita que en las salidas que le concedan llevará a cabo labores de voluntariado y se hará cargo de su madre anciana. 

En las últimas semanas la junta de tratamiento de la prisión de Lledoners (Barcelona) también ha acordado flexibilizar el régimen de los Jordis: el expresidente de la ANC podrá salir tres días a la semana y cinco el líder de Òmnium Cultural, para ir a trabajar y participar en actividades de voluntariado.

Asimismo, el exconseller de Interior Joaquim Forn y la de Trabajo Dolors Bassa podrán salir para ir a trabajar y a cuidar de familiares, una vez que las cárceles donde cumplen condena por el "procés" -Lledoners y Puig de les Basses, respectivamente- acordaron la pasada semana aplicarles el artículo 100.2

Este artículo lo proponen las juntas de tratamiento de las prisiones —integradas por juristas, psicólogos, educadores sociales, médicos y maestros— y los eventuales recursos se agotan en la Audiencia de Barcelona, a diferencia de la clasificación penitenciaria, en que la última palabra la tiene el tribunal sentenciador.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento