Sandra Gómez: "El coche ocupa el 70% del espacio público; debe tener menos protagonismo"

  • La vicealcaldesa aborda la apuesta de València por el peatón desde Urbanismo, el área que gestiona desde 2019.
  • "Los cambios en la calle Colón serán controvertidos al principio, pero también indiscutiblemente positivos".
  • "Estamos revisando el PGOU para que cualquier persona tenga a 10-15 minutos a pie los servicios esenciales".
  • "La comisión de la EMT tiene que averiguar cómo ocurrió la estafa, fijar medidas y trabajar para recuperar el dinero".
  • Llegir en valencià.
Sandra Gómez, vicealcaldesa de València.
Sandra Gómez, vicealcaldesa de València.
EDUARDO MANZANA

A sus 34 años, Sandra Gómez ha pasado por las áreas de Protección Ciudadana y Economía antes de llegar a Urbanismo. Abogada, del Cabanyal y recién casada, lidera la renovación del PSOE en la ciudad y en el Ayuntamiento de València, donde cohabita con Compromís por segundo mandato consecutivo, ahora con el Acord del Rialto.

¿Cuáles son los retos de Urbanismo para los próximos años? El primero es la recuperación de espacio público, donde cada vez tenga menos protagonismo el vehículo privado, que a día de hoy ocupa el 70% de los viales de la ciudad. ¿Cómo? Con el proyecto València, ciudad de plazas, recobrando espacios comunes en los que la ciudadanía se puede encontrar. No solo las del casco histórico, también las de los barrios, donde ya se han recuperado en San Marcelino, Rojas Clemente, Rosario...

El calendario de la peatonalización de plazas comenzará por la de la Reina. ¿Cuáles serán los pasos posteriores? La siguiente será Ciudad de Brujas-Lonja, la vamos a sacar ya a licitación. El proyecto llegó de la Conselleria y hemos revisado con los servicios su adecuación a la ciudad. Además, vamos a comenzar este año la redacción del proyecto de la plaza del Ayuntamiento.

¿Hasta qué punto están relacionados urbanismo y movilidad? La irrupción del coche hace un siglo fue un fenómeno que tuvo un impacto brutal, porque el ciudadano pudo moverse mucho más deprisa. En España, en los años 50-60, supuso también una revolución en el plano urbanístico, porque el acceso fue prácticamente universal. De repente, nuestras calles, que eran peatonales, empezaron a transformarse con viales. No se habla mucho de ello, pero el coche fue una revolución social, económica, pero también urbanística. Ahora estamos en un punto de replanteamiento. Estamos poco a poco desocupando nuestras calles de vehículos.

¿Va a ser el gran proyecto de este mandato? En València estábamos muy atrasados en cuanto a la peatonalización de nuestro casco histórico. Éramos una ciudad cuyas plazas históricas eran rotondas, como las del Ayuntamiento o la Reina, o grandes estacionamientos de transporte público, como San Agustín. Todo eso, en el resto de Europa o de España, estaba muy superado desde los años noventa. La anterior Corporación del PP nunca tuvo sensibilidad en esta materia. Estamos empezando estos cambios.

Sandra Gómez, durante la entrevista con 20minutos.
Sandra Gómez, durante la entrevista con 20minutos.
EDUARDO MANZANA

¿Qué impacto tendrán sobre la vida cotidiana? Sabemos que al principio van a ser controvertidos, pero son indiscutiblemente positivos. Cuando firmamos compromisos contra el cambio climático, tanto en la derecha como en la izquierda, eso requiere cambios de hábitos y de costumbres. Uno de ellos es ir sustituyendo el vehículo privado por el transporte público. No es papel mojado, hay que llevar a cabo políticas valientes que transformen las ciudades.

¿El rediseño de la calle Colón y de la propia red de la EMT casa con la visión que tienen desde Urbanismo? Sí, claro. Estamos liderando la peatonalización de plazas y eso sabíamos que iba a conllevar cambios en las líneas de la EMT. No podemos pretender peatonalizar nuestro casco histórico y pensar que eso no va a tener ningún tipo de impacto en otras zonas. Hemos de tener claro que esas líneas, que deben seguir conectando los barrios con el centro, tenían que reubicarse en otras calles. Es normal que afecte, por ejemplo, más a Colón.

La oposición ha criticado con dureza esta reordenación. Es algo lógico, esperado, que sabíamos que había que llevar a cabo, y estoy convencida de que, frente al alarmismo de la oposición, no será algo negativo para la ciudad, todo lo contrario.

¿Cómo definiría las relaciones con el área de Movilidad Sostenible? Estamos conectados, pero también cada uno tiene sus responsabilidades al respecto. Trabajamos con objetivos comunes y hay una buena coordinación entre nuestros servicios.

Sandra Gómez, en las dependencias municipales de Tabacalera.
Sandra Gómez, en las dependencias municipales de Tabacalera.
EDUARDO MANZANA

¿Será peatonal la Alameda? No puede ser el gran parking al aire libre de València. Antiguamente, era el mirador al río. Tiene que recuperar esa vocación de lugar de encuentro. Poco a poco hemos de plantear un modelo que retire vehículos. Pero, yendo más allá, tendríamos que intentar conectarla con San Pío V, sería fabuloso tener una conexión verde Viveros-San Pío V-Alameda que recupere todo ese espacio común para la ciudad.

¿En qué otros proyectos se centrarán? En la salvaguarda de nuestro patrimonio histórico: la València del siglo XXI, la que avanza, debe hacerlo respetando las Valèncias pasadas y también la huerta. Hemos impulsado estos planes de protección en Ciutat Vella, el Cabanyal o Patraix, porque entendemos que los núcleos históricos no solo están en el centro. Este mandato será el de la aprobación de algo muy importante también para mí a nivel personal como es el PEC del Cabanyal.

¿Y en cuanto a vivienda? Es importante que este mandato podamos aumentar la oferta accesible en la ciudad, y por eso, a través de Aumsa, lanzamos un plan de 300 viviendas de alquiler asequible. Otra de las grandes prioridades que nos hemos marcado es dotar de mayores servicios y dotaciones públicas a nuestros barrios. Lo estamos consiguiendo recuperando patrimonio histórico, como en la Aceitera de Marxalenes. Son centros de salud, escoletes municipales, colegios, centros de mayores…

¿Esas dotaciones aumentarán con más reservas de suelo? Estamos revisando el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para que nadie tenga que coger ningún tipo de transporte para ir de su casa al centro de salud, al instituto, al colegio, a un servicio público esencial. Que cualquier persona esté a 10-15 minutos de cualquiera de estos servicios esenciales. Va a ser un cambio revolucionario porque es el urbanismo de proximidad, de barrio.

Y en cuanto a las nuevas promociones, ¿qué exige el Ayuntamiento? A cualquier desarrollo urbanístico le hemos puesto la obligación de que el 30% del total de la vivienda que se haga sea de protección oficial, y por tanto accesible, y el 10% dotacional (personas mayores o jóvenes). Se trata de no generar barrios de rentas muy altas y otros de rentas más bajas.

Benimaclet, el Marítim, Benicalap y los barrios del sur

¿Se modificará el PAI de Benimaclet? Respetamos absolutamente a los vecinos y vecinas que libremente quieran defender sus posiciones y creo que lo importante en política es el diálogo y el acuerdo. Tenemos que llegar a un punto de equilibrio teniendo en cuenta los costes, porque el dinero es de todos. Si, como defienden algunas entidades, reclasificáramos todo el suelo, supondría una indemnización millonaria.

¿De qué cifras hablamos? Hay cálculos dispares. Podrían ser hasta 36 millones de euros, según la estimación provisional de los servicios jurídicos. Desde la responsabilidad, me gustaría que se pensara en eso.

¿En qué punto está el barrio del Cabanyal?Todavía hay quejas que van más allá del urbanismo, sobre todo en lo social. El Cabanyal ha pegado un cambio increíble. Lo primero que se ha hecho bien es la voluntad de los vecinos y vecinas por recuperar el barrio. Eso propició un cambio de Gobierno, que se ha volcado. Yo al menos lo he hecho desde mis distintas responsabilidades, tanto cuando estaba en Policía como en el área económica y ahora desde Urbanismo. También dando un nuevo tiempo a Plan Cabanyal como oficina de interlocución del Ayuntamiento en el barrio para los distintos proyectos, desde los ARRU, dotaciones públicas y renovación de todo el entramado urbano (aceras, calzadas), desde Doctor Lluch hasta la estación del Cabanyal. Eso ha recuperado, y mucho, la vida del barrio. Hoy abren comercios, espacios de gastronomía. Queda mucho camino y problemas por resolver. Soy una enamorada de mi barrio y una convencida de que lo vamos a ver absolutamente recuperado.

Otros barrios marítimos como Natzaret y la Malvarrosa también piden inversiones y denuncian inseguridad y degradación.¿Hay algún plan específico para el conjunto del Marítimo? Es verdad que el Cabanyal ha tenido más protagonismo en la agenda mediática porque fue muy emblemático. Rita Barberá llevó a cabo operaciones urbanísticas absolutamente especuladoras para favorecer a determinadas familias de la ciudad y hubo vecinos que supieron parar el expolio. Pero eso no quiere decir que no se haya trabajado en otros barrios. En Natzaret, además de hacer un proceso de participación para medidas de proximidad, se logró firmar un convenio con el puerto para habilitar la Ciudad Deportiva del Levante, un elemento que ayudará a generar empleo y riqueza en el barrio, y contará con el mayor espacio de la ciudad de zona verde, el parque de Desembocadura. En la Malvarrosa, hay problemas de seguridad y de degradación que siempre ha venido arrastrando. En los últimos meses, desde que estoy en Urbanismo, me estoy implicando en desatascar problemas de urbanización de determinadas plazas y para la dotación de la famosa biblioteca que llevan reivindicando sus vecinos y vecinas.

Respecto a los barrios del sur, propuso a la Conselleria de Política Territorial una conexión de Metrovalencia por el bulevar. ¿Hay algún avance? Ahora, desde la Conselleria, se está trabajando en la redacción del Plan de Movilidad Metropolitana (PMoMe). Nosotros les hemos solicitado que incluya la necesaria conexión de nuestra red ferroviaria urbana, que es el metro y el tranvía, con los barrios del sur de la ciudad, que no tienen ningún tipo de conexión. Hemos visto buena receptividad.

Sandra Gómez, vicealcaldesa de València y concejala de Urbanismo.
Sandra Gómez, vicealcaldesa de València y concejala de Urbanismo.
EDUARDO MANZANA

¿Qué puede hacer el Ayuntamiento respecto al nuevo Mestalla? El club tiene firmado un compromiso con las administraciones valencianas a través de la ATE para acabar el nuevo Mestalla y para llevar a cabo las cargas urbanísticas de Benicalap, un barrio que necesita cada euro que se pueda invertir. Como administración, vamos a estar encima para que este mandato sea una realidad. Hay una obligación, la ciudad ha sido comprensiva con el club, pero estamos en otra etapa distinta. Yo no soy partidaria de volver a prorrogar la solución. No podemos seguir manteniendo un campo a mitad hacer en medio de la ciudad, no es positivo para Benicalap ni para la imagen de la ciudad.

La comisión de la EMT, el Rialto y Fuset

Preguntado en 20minutos por la investigación en la EMT, el alcalde Ribó dijo que el PSPV es "un partido responsable". ¿Pedirán ceses? Tenemos pleno respeto tanto al trabajo que han realizado nuestros compañeros como otros partidos en la comisión. Como PSOE solo puedo decir que asumiremos lo que se determine. El objeto de la comisión es averiguar cómo pudo ocurrir una estafa de 4 millones de euros a una empresa pública, poner las medidas correctoras necesarias para evitar que vuelva a suceder y trabajar para recuperar el dinero.

O sea que no exigirán responsabilidades políticas. Eso es una decisión más de Gobierno, según las conclusiones del informe de investigación. Tenemos que dar una imagen ante la ciudadanía de que el Gobierno sabe asumir, cuando llegan los momentos difíciles, errores que se hayan podido cometer.

¿Funciona mejor, igual o peor el Rialto que la Nau? Creo que mejor porque somos un Gobierno más maduro. En el primer mandato está todo por hacer, hay mucha ilusión, fuerza y energía, pero en el segundo tienes los problemas más focalizados y más clara la manera de abordarlos. Es un modelo que está funcionando bien. La ciudadanía fue clara, apostó por gobiernos compartidos.

Cómo socio de Gobierno, ¿qué debería hacer el edil Pere Fuset? Es un tema, y reitero, que tiene que solucionar y determinar Compromís.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento