Joan Ribó, sobre el puerto: "Me encantaría una solución pactada que respete el medio ambiente"

  • El alcalde de València apunta a la integración ferroviaria y las reformas urbanas como retos de su segundo mandato.
  • "El PSPV es un partido responsable, que analiza y que quiere corregir los defectos de la EMT", apunta sobre la estafa.
  • "Vamos a multiplicar la concienciación para que no haya tanta necesidad de limpieza", afirma ante las quejas.
  • "Si no se arregla la deuda de La Marina, se puede caer todo como un castillo de naipes", advierte al nuevo Gobierno.
  • "España puede tener un modelo territorial propio y podemos hacerlo".
  • Llegir en valencià.
Ribó, en el balcón del Ayuntamiento de València.
Ribó, en el balcón del Ayuntamiento de València.
EDUARDO MANZANA

Joan Ribó ya no es un recién llegado. A sus 72 años y con una primera etapa de gestión a sus espaldas junto al PSPV y la marca de Podem, el alcalde de València encara su segundo mandato con un Gobierno local bipartito junto a los socialistas y con un escenario inédito: las tres administraciones -local, autonómica y estatal- en manos de la izquierda.

Como alcalde de València, ¿qué le pide al nuevo Ejecutivo central? Está muy explicitado en el documento que firmó Baldoví, pero pensando en la ruta importantísima que se ha abierto para el Corredor Mediterráneo con la variante de Vandellós, el gran problema que vamos a tener es el nodo ferroviario de València. Lo primero que le quiero pedir es hacer de la ciudad un nodo importante del Corredor. En él tiene que haber una estación, que está por hacer, túnel pasante...

Parece una anomalía que haya dos estaciones, una para AVE y otra de Cercanías. Efectivamente, es una anomalía. Es que la estación del AVE es provisional, lleva unos cuantos años… Este nodo tiene otro elemento muy importante. En València hay un puerto, que es el primero de España. Es fundamental integrar en ese nodo ferroviario toda la actividad del puerto. Es un elemento clave, porque eso dinamizará muchísimo nuestra economía.

Con un ministro de Transportes que ejerce de valenciano, lo tendrá casi arreglado. Eso espero. En principio, el ministro está atento a este tema. Yo lo he hablado con él.

¿Pero le pone compromiso económico? Sí. En el canal de acceso, cuyo proyecto se está haciendo en estos momentos, hay un compromiso económico suyo, nuestro y de la Generalitat. Él tiene el compromiso (como Adif-Renfe) de la estación y el túnel pasante, y la ampliación del soterramiento de las vías en la zona de Serrería. Sin olvidar las Cercanías, que en el área de València necesitan mejorar urgentemente.

Ribó, en un momento de la entrevista con 20minutos.
Ribó, en un momento de la entrevista con 20minutos.
EDUARDO MANZANA

En este caso, ¿es solo una cuestión de infraestructuras? Fundamentalmente es una cuestión de inversión y de gestión. A veces hay retrasos en trenes por problemas de personal.

Siguiendo con la movilidad, el mandato ha empezado con una crisis interna y externa a raíz del fraude de 4 millones sufrido por la EMT. ¿Se asumirán responsabilidades políticas si la investigación constata fallos? Nosotros nos comprometimos públicamente en el pleno a asumir las conclusiones de la comisión de investigación. Ahora bien, a mí me da la sensación de que esta comisión, aparte de algunas posiciones de la derecha de decir que todo está mal, se está dando cuenta de que puede haber habido fallos en algunos elementos de gestión económica, pero creo que fundamentalmente el problema de responsabilidades personales políticas está muy concretado en alguna persona. Habrá que proponer cosas que hay que mejorar en cuanto a prevenir posibles fraudes. La EMT ha tenido un problema de un fraude gravísimo, pero a la vez es una empresa que funciona bien de cara a sus usuarios.

¿Puede acabar afectando a su relación con su socio de Gobierno, el PSPV?Cuando estalló el caso hubo desencuentros… Cuando hay dos partidos, hay opiniones que no coinciden en todo. Pero ese tema no veo que tenga por qué afectar de forma negativa a las relaciones entre el Partido Socialista y Compromís. Sé que el PSPV es un partido responsable, que analiza seriamente, y que quiere corregir los defectos de la EMT. Creo, por la información que tengo, que el Partido Socialista está viendo que hay que destacar cosas a mejorar, pero eso no implica que tengamos que llegar a ninguna confrontación, en absoluto.

¿Cuál es el principal reto al que se enfrenta este mandato? Hay muchos. A nivel urbanístico, el reto más importante son las plazas de esta ciudad. En este periodo, la plaza de la Reina va a ser reformada, pronto, en dos o tres meses, la plaza del Ayuntamiento será fundamentalmente peatonal, vamos a entrar enseguida en las plazas del Mercado y Brujas...

Proponía hace unos días la Federación de Vecinos la creación de una Oficina del Peatón. ¿Qué le parece? Esa idea me parece chula, por un motivo: si miramos los análisis de movilidad, la primera forma de desplazarse de los valencianos es andando. Es una idea interesante. Hemos hecho cosas, como las rutas seguras a los colegios, pero queda mucho por hacer. Hay ya una Mesa de Movilidad, pero es posible que valga la pena que podamos desarrollar algo específico sobre la movilidad a pie.

Ribó, en el Ayuntamiento de València.
Ribó, en el Ayuntamiento de València.
EDUARDO MANZANA

Se ven muchas bicis por la ciudad, parece evidente que ha cambiado la forma de moverse. Sí, es algo de lo que estamos orgullosos, y queda mucho por hacer. Hemos conseguido, más que hacer muchos carriles bici, juntarlos, articularlos, de manera que una persona, cuando sale de su casa, por ejemplo en mi caso, todas las mañanas, sabe cómo tiene que ir.

Una vez controlada la deuda y tras la salida del Plan de Ajuste, ¿será este un mandato de expansión del gasto? Sí, lo estamos expandiendo. Por ejemplo, en limpieza, que es una de las cosas criticadas. Cuando llegamos al Ayuntamiento, los datos de la OCU nos decían que València estaba a la cola en inversión y en calidad de la limpieza y ahora hemos subido a la mitad. Ahí hemos hecho un aumento significativo, al igual que en parques y jardines y también en personal. Parecerá extraño, pero hace pocos días entraron 57 nuevos policías locales. Hacía 10 años que no entraba ninguno. Lo mismo en Bomberos y en Servicios Sociales, donde hemos ampliado los tipos de ayudas, y eso exige más recursos.

La limpieza se ha convertido en el principal problema para los vecinos. Hay una cosa que está clara: una ciudad está más limpia cuanto más se limpia y cuanto menos se ensucia. Las dos cosas son igual de verdad. Hemos avanzado en una serie de aspectos: mejorando el baldeo, las brigadas, preocupándonos de que la limpieza sea igual en todos los barrios. En la recogida de residuos hemos introducido la materia orgánica, pero a veces en este contenedor nos encontramos con bolsas de plástico. Hay que educar a la gente, hacer campañas de promoción... Vamos a multiplicar mucho la concienciación, por trabajar para que no haya tantas necesidades de limpieza.

¿En qué punto está el barrio del Cabanyal? Otros barrios marítimos como Natzaret y la Malvarrosa también piden inversiones y denuncian inseguridad y degradación. El Cabanyal está avanzando después de los problemas que hemos tenido con el Edusi, porque por desgracia nos cambiaron cuatro veces el modelo el Gobierno anterior, para plantear las ayudas europeas. Está cambiando, uno de puede dar una vuelta por allí y lo puede ver, y los problemas se están constriñendo a dos zonas: el edificio de Portuarios y la zona cero, muy vinculadas a las drogas, lo que vale también para la Malvarrosa y Natzaret, y en general para toda la ciudad. Por desgracia, el Ayuntamiento solo no puede controlar fenómenos de ese tipo, necesitamos ayuda a nivel policial. Natzaret va a mejorar con el Parque de Desembocadura, la Ciudad Deportiva del Levante y la llegada de la Línea 10 del metro.

¿Habrá ampliación del puerto con o sin nueva declaración de impacto ambiental (DIA)? Nosotros reconocemos que el puerto es una actividad económica de primera importancia, pero al mismo tiempo recordamos que hay una emergencia climática, que hay que plantearse el impacto ambiental. Ese es el gran debate que tenemos con el puerto desde la Alcaldía y desde el Ayuntamiento. No estamos en contra de la ampliación, queremos que se tomen las medidas necesarias para que el impacto ambiental sea mínimo.

¿Tiene noticia de que vaya a haber una nueva DIA? No, no tengo noticia. Ha acabado el periodo de alegaciones y no sé lo que va a hacer el ministro. Hay que conectar el puerto al Corredor Mediterráneo bien y a la vez apostar porque la movilidad en el puerto sea fundamentalmente ferroviaria. Podemos llegar a acuerdos y reorientar las inversiones de forma que no sean para mañana, sino para dentro de 15 o 20 años.

Ribó, durante la entrevista con 20minutos.
Ribó, durante la entrevista con 20minutos.
EDUARDO MANZANA

¿Una solución pactada? A mí me encantaría tener una solución pactada que respete el medio ambiente. Siempre pongo un ejemplo: en el puerto de Hamburgo, el 52% de su movilidad es ferroviaria. Hombre, no pido llegar a Hamburgo mañana, pero vamos a avanzar, estamos en el 4% o 5%. Se puede y se debe. Eso libraría a València de muchos problemas de contaminación.

¿Sigue pidiendo al Gobierno la condonación de la deuda de La Marina? Es fundamental.La Marina en estos momentos está cogiendo impulso, pero tiene una espada de Damocles encima de una deuda que le dejaron en su momento de 400 millones. Eso hay que resolverlo y lo sabe la ministra de Hacienda.

¿Da por hecho que se resolverá? No lo doy por hecho, tengo la confianza de que se va a resolver. Son las mismos cargos y dependía de unos presupuestos que no se hicieron, pero había un compromiso. Es imprescindible. Si no se arregla este tema, se puede caer todo como un castillo de naipes.

Decía antes de las elecciones municipales que no se presentará en 2023, pero que su intención era agotar el mandato. ¿Sigue con esa idea? Por supuesto. Ocho años es el máximo. Siempre digo que la Constitución española debería tener un mandato taxativo, como la de EEUU, que limita a ocho años los mandatos. Es un periodo suficiente y adecuado.

¿Qué València le gustaría dejar? Me gustaría una València respetuosa con la huerta, que se moviera cada vez más con unos planteamientos de sostenibilidad, que no tuviera la necesidad de dar ayudas sociales por los problemas que todavía tenemos de paro y pobreza, y por supuesto me gustaría una València que esté abordando seriamente los temas de vivienda.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento