Dos detectives privados persiguen a vecinos que no recogen los excrementos de sus mascotas en Santa Marta 

Imagen de un perro defecando en la vía pública.
Imagen de un perro defecando en la vía pública.
EFE

El Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes (Salamanca) ha contratado los servicios de dos detectives privados para perseguir a "los vecinos que no realicen la recogida inmediata de excrementos de sus animales en el municipio".

La localidad cuenta con una ordenanza municipal que estipula que las personas que paseen sus perros u otros animales de compañía "deberán impedir que estos depositen sus deyecciones en las aceras, calles, paseos, jardines y en general cualquier lugar dedicado al tránsito de peatones o juegos infantiles, siendo responsables si se produce el hecho de introducirlas de manera higiénicamente aceptable en bolsas de plásticos y depositarlas en los contenedores de residuos sólidos urbanos y papeleras".

"Hemos considerado buena idea contratar a dos personas que se encargarán de realizar el seguimiento en el municipio de las personas que mantengan estas actitudes incívicas (no recoger los excrementos), para conseguir que cesen en esta y nos convirtamos en un municipio libre de este tipo de inconvenientes", ha apuntado el concejal Jorge Oliva.

De este modo, serán dos las personas encargadas de la vigilancia y recopilación de información y pruebas en zonas con mayor afluencia canina para identificar al animal y reconocer a su propietario, al que podrá sancionar el Consistorio.

El operativo, que contará con un presupuesto de 3.025 euros, estará en marcha durante todo el mes de febrero, ha precisado el Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento